Actualizado 15/02/2019 13:41

Airbus gana un 29% más en 2018 pese a impactos del A380 y A400M

Bandera en una sede de Airbus
Bandera en una sede de Airbus - AIRBUS

Prevé entregar hasta 890 aviones en 2019 y elevar un 15% el Ebit

TOULOUSE, 14 Feb. (del enviado especial de Europa Press, Héctor Millano) -

Airbus contabilizó un beneficio neto de 3.054 millones de euros al cierre del ejercicio fiscal 2018, lo que equivale a incrementar en un 29% las ganancias de 2.361 millones de euros registradas un año antes.

La firma ha destacado el "sólido rendimiento" de sus operaciones y sus resultados a pesar de la negativa evolución del dólar con respecto al euro y la "revaluación" de los instrumentos financieros.

El resultado neto de explotación (Ebit) del consorcio aeroespacial europeo se situó en los 5.048 millones de euros, lo que implica un avance del 89% en comparación con la cifra registrada un año antes. Este dato incluye un ajuste neto de 786 millones de euros.

En concreto, el Ebit recoge un impacto de 463 millones de euros por la finalización del programa del A380 en 2021 y un cargo neto negativo de 436 millones de euros por los sobrecostes del A400M, el avión militar que se ensambla en Sevilla. Asimismo, también tiene en cuenta un impacto de 123 millones por "costes de cumplimiento" y un ajuste positivo de 188 millones por fusiones y adquisiciones.

La facturación de Airbus en el periodo que fue de enero a diciembre alcanzó los 63.707 millones de euros, un 8% más que los ingresos contabilizados al cierre del ejercicio anterior, cuando ascendieron a 59.022 millones de euros. El fabricante europeo atribuyó el alza de la cifra de negocio al "récord" de entregas de aviones comerciales.

"A pesar de que 2018 nos planteó una serie de desafíos, cumplimos nuestros compromisos alcanzando una rentabilidad de récord gracias a un sólido rendimiento operativo, en especial en el cuarto trimestre", ha indicado el consejero delegado de Airbus, Tom Enders, que dejará su cargo el próximo 10 de abril.

"Debido a la falta de demanda de las líneas áreas, debemos reducir la producción del A380. En cuanto al A400M, conseguimos establecer una nueva base para el programa con los clientes de los diferentes gobiernos y se espera que los procesos de aprobación de cada país concluyan en los próximos meses", ha añadido el primer ejecutivo de Airbus.

747 PEDIDOS NETOS EN 2018

Airbus cerró el año pasado con un total de 747 pedidos netos adicionales (frente a las 1.109 unidades netas al cierre de 2017), entre los que se incluyen 40 A350 XWB, 27 aviones A330 y 135 A220. Así, la cartera de pedidos se elevó a 7.577 aeronaves comerciales, de las cuales 480 pertenecen a la familia A220.

Los pedidos netos de helicópteros ascendieron a 381 unidades, mientras que la cartera neta de pedidos de la división de defensa y espacio se situó en 8.400 millones de euros, incluyendo el Eurofighter para Catar.

El valor de los pedidos recibidos se situó en 55.000 millones de euros y el valor de la cartera de pedidos consolidada alcanzó los 460.000 millones de euros. Estas cifras no tienen comparación con el año anterior porque ahora se rigen por un nuevo estándar contable.

Por divisiones, los ingresos del área comercial se situaron en 47.970 millones, un 10% que en el ejercicio anterior, mientras que la rama de helicópteros cerró el año con unos ingresos contabilizados de 5.934 millones de euros, un 6% menos. Los ingresos derivados del negocio de defensa y espacio avanzaron un 4%, hasta 11.063 millones de euros.

ETIHAD REDUCE SU PEDIDO DE A350

El consorcio europeo ha destacado que durante 2018 entregó un total de 17 aviones del modelo A400M, frente a los 19 del año anterior. Ambos datos están por debajo del objetivo inicial de entregar 20 aeronaves al año.

"Siguen existiendo riesgos en el desarrollo de las capacidades técnicas, en los costes asociados y en la consecución de suficientes pedidos de exportación a tiempo, así como en cuanto a la fiabilidad operativa de los aviones, especialmente en cuanto a los motores", ha alertado Airbus en relación al avión militar que se ensambla en Sevilla.

Por otro lado, aunque los aviones de la familia A220 mantuvieron su "impulso comercial" durante el año pasado y el programa A320neo supuso más del 60% de las entregas, la compañía ha indicado que la aerolínea Etihad ha reducido en 42 aeronaves su pedido de aparatos A350-900, por lo que solo le resta por recibir 20 aviones A350-1000. Airbus ha asegurado que seguirá "mejorando el rendimiento" del programa A350 para alcanzar el punto de equilibrio en 2019.

No obstante, la cancelación de pedidos de Etihad se ha visto parcialmente compensada por Emirates Airlines, que este jueves ha cerrado un pedido de 30 A350-900 después de cancelar la petición de 39 aviones de la familia A380, lo que ha llevado a Airbus a cancelar las entregas de ese programa a partir de 2021.

DIVIDENDO Y PERSPECTIVAS

El consejo de administración de la compañía propondrá a la junta general de accionistas el pago de un dividendo por importe de 1,65 euros por acción con cargo a beneficios de 2018, a abonar el próximo 17 de abril de 2019. El año anterior, el dividendo propuesto fue de 1,5 euros.

De cara a 2019, la empresa espera que la economía mundial y el trafico aéreo crezcan de acuerdo con los pronósticos independientes actuales, que no presuponen distorsiones importantes.

El fabricante de aeronaves radicado en Europa se ha propuesto entregar entre 880 y 890 aviones comerciales en 2019, por lo que estima que el Ebit ajustado se incremente un 15% durante el próximo ejercicio fiscal.

Con respecto al ensamblaje, Airbus espera alcanzar una tasa de producción mensual de 60 aviones de la familia A320 a mediados de 2019, así como mejorar las cifras de las aeronaves A350, que alcanzaron una tasa de producción mensual de 10 aparatos en el último trimestre de 2018.

Más información