Actualizado 14/02/2019 15:21

Se despide el A380, el mayor avión de pasajeros del mundo

425458.1.500.286.20190214135948
Vídeo de la noticia

MADRID, 14 Feb. (EPTURISMO) -

El 19 de diciembre del año 2000, Airbus anunció el lanzamiento oficial del avión A380, anteriormente conocido como Airbus A3XX, la aeronave que marcaría "una nueva era en la historia del vuelo", según preveían desde las oficinas centrales del fabricante europeo en Toulouse (Francia).

Fue cinco años más tarde, el 18 de enero de 2005, cuando se llevó a cabo la presentación del 'superjumbo' en un gran evento al que acudieron el entonces jefe de Estado francés, Jacques Chirac; el canciller alemán, Gerhard Schroeder; el primer ministro británico, Tony Blair; y e incluso el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

En aquel momento, la compañía fabricante asumía que para rentabilizar el programa, necesitaría vender al menos 250 unidades del avión, cuyo precio unitario de catálogo en 2005 era de 280 millones de dólares (unos 214 millones de euros de la época).

A día de hoy, con los precios de catálogo de 2018 vigentes, los 'superjumbos' A380 tienen un precio de 445,6 millones de dólares (unos 395,35 millones de euros) y en total, se han entregado 234 aeronaves de este modelo. El mantenimiento del programa del A380 tiene su equilibrio en las 27 entregas anuales, precisaron fuentes de Airbus.

21 AÑOS DE PROGRAMA

Airbus ya advirtió el año pasado que dejaría de fabricar el programa A380 si no conseguía cerrar un mínimo de contratos de al menos seis unidades anuales del citado modelo, pendiente entonces del pedido que negociaba con Emirates y del que dependía su futuro. Finalmente se firmó para 36 aviones, salvando la fabricación para diez años.

Pese a ello, el escollo con el fabricante Rolls-Royce por el precio de los motores y la intención de Emirates de renegociar el contrato, unido a nuevas cancelaciones, ha supuesto que Airbus haya decidido poner punto y final a la fabricación del A380 en 2021 después de que la aerolínea Emirates redujera su cartera de pedidos de este avión en 39 unidades, según anunciaba este jueves.

"Tras la decisión de Emirates de reducir sus pedidos, no teníamos una cartera para durar mucho más", reconocía este jueves el consejero delegado de Airbus, Tom Enders, que en abril abandonará la compañía, tras incrementar en un 29% las ganancias de 2018.

Hasta enero de 2019, Airbus había recibido 313 pedidos del A380 y había entregado un total de 234 'superjumbos' desde el año 2007, en que Singapore Airlines ofreciera el vuelo inaugural de este modelo.

De hecho, la aerolínea de Singapur operadora del lanzamiento ha sido la segunda que más A380 ha recibido, un total de 24 aeronaves a las que se sumarán otras tantas encargadas. Por delante, y a bastante distancia, solo Emirates, cuya decisión de reducir los encargos del A380 de 162 a 123 ha marcado el final de este modelo, ha recibido y opera un total de 109 'superjumbos'.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DEL A380.

El A380 nació como mayor avión de pasajeros de la historia que con más de 70 metros de largo, 64,4 metros de envergadura y una capacidad para 555 pasajeros en su versión convencional, para hacer frente a 35 años de reinado del 'jumbo' B747, el emblemático avión del fabricante estadounidense Boeing.

En su versión estándar de tres clases, el A380 tiene una capacidad para transportar a 555 pasajeros repartidos entre dos cabinas de doble pasillo, lo que supuso un 33% más que los 416 pasajeros que transporta el Boeing 747/400, el mayor avión del mercado hasta ese momento.

Asimismo, los aviones permitían una autonomía de vuelo de 14.800 kilómetros gracias a sus motores Trent 900 de Rolls-Royce y GP7200 del consorcio Engine Alliance, integrado por General Electric y Pratt & Whitney. Estas características permiten el servicio sin escala y el transporte más pasajeros a un menor coste con un menor impacto medioambiental.

RUTA DESDE LA FABRICACIÓN AL ENSAMBLAJE

La finalización del A380 afectará a entre 3.000 y 3.500 puestos de trabajo en toda Europa, por lo que la compañía iniciará contactos con los agentes sociales para abordar un nuevo plan industrial. Y es que su fabricación requiere la coordinación de 16 plantas de Airbus en Alemania, Francia, Reino Unido y España.

La aportación industrial española se distribuye entre las plantas de la constructora en Getafe (Madrid), Puerto Real (Cádiz), Tablada (Sevilla) e Illescas (Toledo), que emplea a unos 200 trabajadores, a lo que hay que sumar la participación de diez empresas auxiliares subcontratadas. 

En España, se construye la carena ventral, donde va situado el tren de aterrizaje de 24 ruedas, el estabilizador horizontal, el timón vertical, las costillas del ala y el fuselaje posterior en fibra de carbono.

La planta de Puerto Real asumió la fabricación del estabilizador horizontal, los timones de dirección y de altura y de la carena ventral del A380. Illescas y Getafe, por su parte, se han ocupado del cono de cola y de parte del fuselaje posterior de los aparatos, respectivamente.

Desde España y el resto de países implicados, la mayor parte de las secciones del A380 se transportan hasta las instalaciones de ensamblaje final en el complejo Jean-Luc Lagardère en Toulouse a través de carretera, mares y ríos.

En primer lugar, todas las secciones grandes se transportan por carretera desde los lugares de producción hasta el puerto fluvial o marítimo más cercano, el puerto de Cádiz en el caso español, desde donde son trasladados en un buque hasta el puerto de Pauilac, en las proximidades Burdeos (Francia).

Desde el puerto, los componentes son transferidos a barcazas que los trasladan durante su penúltima parte del viaje por el río Garona desde Pauillac hasta el puerto fluvial de Langon a lo largo de 95 kilómetros.

En Langon, las secciones del avión son finalmente transferidas a vehículos especiales para continuar en la parte final del viaje hasta Toulouse. En esta ciudad francesa se realiza su ensamblaje estructural, equipamiento final, la instalación de los motores, así como los vuelos de prueba y producción.

Más información