EADS pide que "no se meta solo dinero en los bancos" y reclama más inversión en I+D+i

Actualizado 13/06/2012 13:02:38 CET
EADS
Foto: EUROPA PRESS

 

EADS invierte hasta 550 millones en desarrollo, diseño e I+D+i, un 13% de su facturación

   MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de EADS en España, Domingo Ureña, confió en que el rescate a la banca española sea "temporal" y reclamó una visión de futuro que implique más financiación tecnológica, ya que no solo hay que estar por la labor de salvar a corto plazo la economía sino la industria, por lo que reclamó invertir más en I+D+i.

   "Es evidente que hay que salvar al sector financiero, si no se hace el colapso del país podría ser irreversible, pero también hay que tener claro que hay que proyectar el futuro de nuestra tecnología. Espero que salvar a los bancos sea temporal", afirmó durante su intervención en el Foro España Innova.

   Para el máximo representante del consorcio aeronáutico en España, la industria y el Gobierno deben hacer una apuesta conjunta no solo en términos económicos sino en términos estructurales que permitan definir un nuevo modelo productivo en los próximos 15 o 30 años, ya que los ciclos son largos y la financiación difícil de conseguir.

   "Nos preocupa mucho la economía nacional, pero como empresa multinacional estamos en todos los mercados, por lo que necesitamos capacidad de trabajo y ser creíbles en el I+D+i", aseguró.

   Ureña reivindicó la posición estratégica de España en el sector aeronáutico, con cerca de 55.000 empleos y alrededor de 6.000 millones de euros en facturación", como uno de los nueve países de los 27 de Europa, capaz de diseñar, fabricar, certificar, vender y mantener sus propios aviones.

   Pero al mismo tiempo lamentó que una ventaja de más de 15 años respecto a países de su entorno pueda verse truncada al haber dejado de invertir en materiales compuestos, frente a otros países como Francia (con 38 millones anuales), Reino Unido (25 millones) o Alemania (25 millones), que dedicarán a esta tecnología durante los próximos cuatro años, entre cinco y ocho veces más que España este año, o el hecho de "haber perdido el tren" en lo que se refiere a aviones no tripulados.

   "El conocimiento en ingeniería y en capacidad es incalculable, y somos creíbles, pero tenemos que ser creíbles en el I+D+i, porque el beneficio es inconmensurable para la riqueza nacional y la exportación", opinó.

   Ureña recordó que la industria y la energía contribuyeron con más del 30% al PIB en los años 70, mientras que hoy su aportación no llega al 16%, pese a haber subido un punto y medio en los dos últimos años por el repunte de la exportación. Por contra, el sector servicios supone el 69% del PIB y, como tal, "hay que cuidarlo", pero el desarrollo industrial solo se consigue invirtiendo en I+D+i.

   "Corremos el riesgo de convertirnos en subcontratistas, junto a estos 23 países de los 27 de Europa que son meros subcontratistas, por eso hay que ser conscientes de las decisiones que tomamos", advirtió.

750 MILLONES EN ESPAÑA CON EL A350.

   Con este argumento reiteró que la industria aeroespacial necesita de "una inyección permanente" de I+D+i. En el caso de EADS, señaló que el consorcio dedica entre un 12% y un 13% de su facturación anual al desarrollo tecnológico, entre unos 450 y 550 millones de media en su conjunto.

   En España, EADS factura cerca de 4.500 millones de euros, exporta el 90% de esa cifra de negocio y emplea a cerca de 11.000 trabajadores, con unos 40.000 puestos de trabajo indirectos. Además, cuenta con 2.600 empresas españolas subcontratadas y dedica 500 millones de euros anuales a I+D+i.

   Ureña subrayó que la tecnología española es la base de la estructura del nuevo A350 de Airbus, con una carga de trabajo del 12% en cada avión, lo que en términos de inversión supone 750 millones de euros, que se han hecho "visibles" en las plantas de Illescas, Getafe y  Puerto Real, para beneficio también de empresas subcontratadas.

RECONVERSIÓN DEL SECTOR Y EXPORTAR MÁS Y MEJOR.

   Por ello, insistió en que el sector debe reconvertirse, ya que las ingenierías europeas de 50 o 100 ingenieros no pueden competir con las grandes de otros países, que cuentan con entre 2.000 y 3.000 ingenieros, con el riesgo de concentraciones, en un sector ya de por sí "atomizado" y con "dificultades para acceder a financiación".

   En esta línea, defendió que se requiere desarrollar un modelo en fases, modificando su actual estructural, con "hitos, seriedad y disciplina", y con las necesidades financieras definidas y que podría trasladarse a otros sectores, para que "las buenas ideas y grandes proyectos no queden en agua de borrajas", y evitar así "bajar a segunda división y no poder jugar el próximo partido".

   "Me niego a dejar caer esta industria, aunque no siempre es cuestión de inyectar fondos del Estado a fondo perdido, sino de tomar decisiones y abordar reformas estructurales", zanjó.

   No obstante, dejó claro que colaborar con las economías emergentes, en su opinión, no es "un handicap" en detrimento de la industria nacional sino "un factor de crecimiento", y una oportunidad que debe aprovecharse.

   Con este argumento, hizo hincapié también en el valor generado con la exportación poniendo como ejemplo a EADS, tras más de 1.000 aviones vendidos y 66 países clientes, con una cuota de mercado del 50%, aunque reconoció que hay que "exportar más y mejor, con más calidad".