Actualizado 28/09/2012 17:33 CET

El tráfico aéreo mundial de pasajeros aumentó un 5,1% en agosto, según la IATA

Avión Despegando
AENA

GINEBRA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El tráfico aéreo mundial de pasajeros aumentó un 5,1% en agosto con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un incremento de capacidad del 4,1% y un factor de ocupación de los vuelos del 82,1%, mientras que el tráfico de carga cayó un 0,8%, según informó este viernes la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

El tráfico internacional de pasajeros registró en agosto un aumento del 5,3% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, mientras que la capacidad aumentó un 4,1% y el factor de ocupación se situó en el 82,1% y el tráfico aéreo de carga disminuyó un 1,3%.

En cuanto al tráfico doméstico, creció un 4,8% en agosto con respecto al año anterior con un aumento de capacidad del 4,2% y un factor de ocupación del 82,3%. El tráfico de carga doméstico aumentó un 2,2%.

El director general y consejero delegado de la IATA, Tony Tyler, ha reconocido que los mercados de pasajeros no han crecido desde junio, y que los volúmenes totales de carga aérea están por debajo de los niveles del año anterior.

"Frente a estas condiciones adversas, la capacidad de gestión disciplinada ha mantenido a los factores de carga elevados. Siempre hay oportunidades y en algunas partes del mundo están creciendo. Pero, en general, las condiciones comerciales son difíciles", ha señalado Tyler.

Así, el directivo de la IATA ha recordado que el lento crecimiento en Estados Unidos, la continua crisis de la deuda soberana en Europa y las preocupaciones por la desaceleración de la economía china se están cobrando su "peaje" en los negocios y la confianza del consumidor.

ORIENTE PRÓXIMO EN EXPANSIÓN.

Por regiones, las aerolíneas europeas registraron un "fuerte" crecimiento del 5,6% del tráfico de pasajeros en agosto, por delante del crecimiento experimentado en julio gracias a un alza en la capacidad del 4,4% y un factor de ocupación del 84,9%.

Las aerolíneas de Estados Unidos registraron un aumento de la demanda mucho más débil, con un incremento del 0,5%, con un descenso de la capacidad en igual proporción, mientras que su factor de ocupación fue del 86,9%, el más alto entre las regiones.

Por su parte, las aerolíneas de Oriente Próximo registraron una mejora del 16,7%, un crecimiento que podría haber sido impulsado por el impacto del Ramadán en agosto del año pasado, mientras que su capacidad se expandió un 13,3%.

Las aerolíneas africanas experimentaron un crecimiento en su tráfico del 3,2%, por debajo del aumento de la capacidad del 6%, y con un factor de ocupación del 68,3%.

Las aerolíneas de Asia-Pacífico registraron un fuerte crecimiento del 2,9%, lo cual representa una mejora con respecto a la expansión de 0,1% registrado en julio.

La demanda internacional de Latinoamérica registró un aumento del 7,3% en agosto, antes de expandir la capacidad en un 5,8%, dejando los factores de carga en el 78,2%.

LA CARGA CAE UN 0,8%.

En una perspectiva más amplia, la carga aérea empeoró un 0,8%, mientras que la capacidad aumentó un 0,4%, ante el descenso de la confianza empresarial como señal de debilidad potencial en los meses venideros.

El tráfico de carga de las aerolíneas europeas experimentó una caída del 0,8%, pero con un crecimiento de la capacidad del 1,9%, mientras que las compañía norteamericanas experimentaron un repunte del 2%, recortando su capacidad un 2,3%.

Por su parte, en las aerolíneas de Asia-Pacífico la carga registró un descenso del 5,5%, y en el caso de las latinoamericanas cayó un 3,9%, aumentando la capacidad un 14%

No obstante, las compañías aéreas de Oriente Medio mostraron incrementos del 11,3% de la demanda junto a un aumento del 10,4% de la capacidad, lo que supuso el mayor rendimiento.

MERCADO DOMÉSTICO.

En cuanto a la evolución del tráfico doméstico, el japonés experimentó cayó un 2,1% en comparación con agosto del año pasado, y continúa siendo un 10% inferior a los niveles de antes del tsunami.

El mercado doméstico chino registró en agosto un crecimiento del 10,8%, invirtiéndose la fuerte desaceleración experimentada a mitad de año.

Por último, la demanda en el mercado doméstico estadounidense creció un 2,4%, frente a la de Brasil, que aumentó un 9,4% e India que cayó un 2%, mientras que la capacidad repuntó un 0,7% y el factor de ocupación cayó al 66,6%.