6 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 14:08:18 +02:00CET

Un tribunal considera irregular la compra de acciones de Air France-KLM por parte del Gobierno holandés en 2019

Imagen de Air France-KLM
Imagen de Air France-KLM - AIR FRANCE-KLM - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Cuentas de Países Bajos considera que el Gobierno holandés actuó de manera irregular al no informar al Parlamento con antelación sobre la adquisición de un 14% de participación en el capital de la compañía aérea Air France-KLM en febrero de 2019.

El Tribunal de Cuentas de los Países Bajos concluye así que el gasto de 744,4 millones de euros contravino la ley, ya que los informes se enviaron a la Cámara de Representantes el 20 de mayo, tres meses después de haber adquirido la participación.

"Un ministro solo puede incurrir en gastos si el Parlamento autoriza un presupuesto por adelantado", remarca el Tribunal de Cuentas.

"Por lo tanto, se infringió el derecho del Parlamento a autorizar el presupuesto, lo que, en opinión del Tribunal de Cuentas, constituye una irregularidad", sentencia.

Las conclusiones del tribunal no conllevan ninguna obligación de revertir la transacción, pero el organismo hizo públicas una serie de recomendaciones, incluyendo que el Gobierno debería evitar en el futuro tales compras sin informar al parlamento.

El ministro de Finanzas, Wopke Hoestra, reconoció que la adquisición fue irregular, pero por razones diferentes. No había seguido el procedimiento normal de adopción de decisiones, admitió, porque el interés del Estado en la adquisición de acciones "no podía hacerse público de antemano".

Por lo tanto, la transacción estaba sujeta principalmente a las normas europeas sobre el abuso del mercado y las operaciones con información privilegiada, según afirmó.

La decisión no está relacionada con las actuales negociaciones sobre un paquete de hasta 4.000 millones de euros de ayuda estatal holandesa para KLM como parte de un rescate franco-holandés más amplio de Air France-KLM ante el impacto del coronavirus.

Contador