Actualizado 27/02/2017 17:14 CET

Los controladores temen que la seguridad se degrade en las torres de control liberalizadas

Torre de control Cuatro Vientos controladores
CEDIDA

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Controladores Aéreos (USCA) ha expresado este lunes su preocupación por los incidentes aéreos registrados en los últimos meses en los aeropuertos con torres liberalizadas, donde los controladores "simultanean labores de control con tareas administrativas", lo que supone "una degradación de la seguridad operacional".

En un comunicado, el sindicato se refiere las informaciones difundidas en medios de comunicación sobre varios aviones que han tenido que frustrar sus maniobras de aterrizaje al encontrarse distintos obstáculos en la pista.

USCA considera que "la decisión de Ferronats de obligar a los controladores de las torres privatizadas a simultanear las tareas de control con labores administrativas (que realizan de espaldas a la pista) supone una degradación de la seguridad operacional".

Aena adjudicó en septiembre de 2011 a Ferrovial y Saerco el servicio de control de torre en 12 aeropuertos de la red, por 18,1 millones de euros anuales --con un ahorro de casi el 50% en costes-- y por un periodo de cinco años y uno prorrogable, si bien no empezaron a operar hasta septiembre de 2013, tras un proceso de transición necesario.

FerroNats Air Traffic Services --UTE integrada por Ferrovial y NATS-- presta servicio en diez torres: A Coruña, Vigo, Sabadell, Cuatro Vientos, Valencia, Alicante, Ibiza, Sevilla, Jerez y Córdoba y Saerco es proveedor de control en Castellón, La Palma, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma y del servicio AFIS (servicio de información aeronáutica) en Seu de Urgell.

Asimismo, solicita a FerroNats que permita la afiliación de los controladores de las torres privatizadas "sin aplicar las medidas represivas, en pro de la actividad sindical sin trabas". USCA denunció en enero el despido de dos controladores de la torre de Fuerteventura como represalia por afiliarse y meses antes otro en la de Alicante.