Actualizado 17/12/2013 21:39

Fomento e Industria exploran ampliar las conexiones aéreas con China

Aena Aeropuertos
Foto: AENA AEROPUERTOS

Ninguna aerolínea ha pedido a Fomento la 'quinta libertad'

   MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Fomento y el Ministerio de Industria están trabajando conjuntamente para tratar de aumentar el flujo de tráfico aéreo entre España y China en ambas direcciones, para lo que se están explorando ampliar las conexiones aéreas con dicho país.

   "Estamos trabajando junto con Industria para ver qué acuerdos podemos alcanzar con las autoridades chinas y las aerolíneas de ese país", ha confirmado la titular de Fomento, Ana Pastor, en un encuentro con los medios para explicar los nuevos incentivos sobre las tasas aeroportuarias que se aplicarán en 2014 para estimular el tráfico aéreo.

   A diferencia de los vuelos punto a punto, que no tienen restricciones más allá de los acuerdos bilaterales, en las rutas de largo radio el mercado no está liberalizado y existen barreras proteccionistas.

   La conocida como 'quinta libertad', que deben solicitar las aerolíneas, permite a una compañía realizar una ruta desde el país de su nacionalidad, hacer escala en otro país para dejar y recoger pasajeros y continuar su vuelo hacia otro país.

   Pastor aseguró que en "su agenda siempre está presente" el tema del transporte aéreo, por lo que además de con China se está trabajando con otros países para captar tráfico aéreo, pero buscando un equilibrio para aumentar el flujo de pasajeros en ambas direcciones.

   "No podemos abrir nuestro mercado si no se nos abren otros", señalan desde Fomento. Hasta el momento, el Departamento que lidera Pastor no ha recibido "ninguna petición de quinta libertad por parte de ninguna aerolínea".

   A España le interesa más aumentar los flujos de pasajeros aéreos con otros países y en ambas direcciones, que otorgar licencias a aerolíneas no europeas para que aterricen y capten más viajeros en nuestro país como complemento a sus rutas intercontinentales.

IBERIA SEGUIRÁ EN LA T4.

   Preguntada por una eventual apertura de la T4 --donde Iberia tiene su 'hub' junto a sus socias de la alianza 'Oneworld'-- a otras compañías aéreas, Pastor aseguró que la compañía española seguirá en dicha terminal "sin ningún problema".

   La titular de Fomento puso en valor el acuerdo alcanzado con Air Europa, aerolínea del grupo Gobalia, para junto a sus socias de 'SkyTeam' operar en las terminales T1, T2 y T3 como un 'hub'.

   Cuestionada por el efecto del AVE en la caída de pasajeros, Pastor indicó que hay mercado "para todos", ya que no todo el mundo utiliza el mismo modo de transporte, y que el "enemigo" de la pérdida de viajeros no es otro que la crisis.

   De su lado, el presidente de AENA, José Manuel Vargas, explicó que lo habitual es que compañías aéreas de la misma alianza se ubiquen en la misma terminal y recordó que la alianza 'Oneworld' es la más importante en Barajas.

   El 40% del tráfico en el aeropuerto de Madrid-Barajas es en conexión, por ello, como 'hub' de recepción y distribución de vuelos, la proximidad entre las compañías de la misma alianza facilita dichos tránsitos.

   No obstante, Vargas indicó que compañías como Avianca o Emirates, que no pertenecen a dicha alianza, operan también en la T4.

   El presidente del ente aseguró que la política con la que se trabaja es la de "aprovechar al máximo" la capacidad de Barajas y subrayó que un porcentaje "muy importante" de los 270 millones de euros ahorrados en costes corresponde al aeropuerto de la capital.

COMITÉS DE COORDINACIÓN AEROPORTUARIA.

   Por otra parte, la titular de Fomento puso de ejemplo el buen funcionamiento del aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde ya funciona un comité de rutas, al tiempo que reconoció los esfuerzos realizados por CC.AA., Cámaras de Comercio y ayuntamientos en incentivos para hacer más atractivo un destino.

   Pastor explicó que la creación de los Comités de Coordinación Aeroportuaria, en los próximos meses, permitirán coordinar las políticas locales en un aérea de influencia grande. El objetivo es aunar los esfuerzos de instituciones y aeropuertos para atraer a más compañías. Las aerolíneas pueden acudir como oyentes, sin capacidad de voto.

   Aena Aeropuertos no tiene previsto bajar las tasas aéreas antes de 2020, momento en el que espera haber compensado el déficit tarifario de 250 millones de euros que tiene actualmente.