El 'Allure of de Seas' de Royal Caribbean tendrá su base en Barcelona, con un impacto de 27 millones

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Publicado 05/02/2014 10:23:48CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La nave 'Allure of the Seas', del grupo Royal Caribbean, operará por primera vez en el Mediterráneo durante la temporada de 2015, ubicando su puerto base en Barcelona y realizando escalas semanalmente en Palma de Mallorca, con un impacto de 27 millones de euros, informó la compañía náutica en un comunicado.

Según las previsiones, más de 150.000 pasajeros -- 300.000 sumando escalas y embarques-- viajarán a bordo de la nave durante el año 2015, generando un impacto económico de más de 27 millones de euros en nuestro país, lo que convertirá a España en "referente mundial del crucero y potenciará la Marca España".

Así, la llegada del barco supondrá "no sólo un gran impacto económico, sino también un impulso turístico para España, pues pasajeros procedentes de todo el mundo viajarán hasta Barcelona para embarcarse en él y, la mayoría de ellos prolongarán su estancia, contribuyendo así a potenciar Barcelona y España como epicentro europeo de turismo de cruceros", explicó Royal Caribbean.

Con ello, el grupo pretende reflejar "su compromiso con el mercado turístico español", además de posicionarse como punto de embarque en cruceros por el Mediterráneo, afirmó la directora General de Royal Caribbean en España y Francia, Belén Wangüemert.

El 'Allure of the Seas', considerado uno de los barcos más grandes junto a su 'gemelo', el 'Oasis of the Seas', nunca antes había establecido rutas en esta región desde su puiesto en funcionamiento a finales de 2010, ya que hasta ahora sólo había operado en aguas del Caribe, con Miami como puerto de embarque.

SUSTITUYE AL 'LIBERTY OF THE SEAS'.

De hecho, es la primera vez que un barco de estas características opera de forma continuada en Europa, señaló la compañía.

"Estas cifras confirman y refuerzan, además, la buena salud de la industria de cruceros en España", que en 2012, generó más de 1.255 millones de euros, más de 26.000 puestos de trabajo y que llevó a los puertos españoles a 5,2 millones de cruceristas europeos.

La nave llegará al puerto de Barcelona a comienzos de mayo de 2015, desde donde realizará un crucero corto de 5 noches y 22 itinerarios de 7 noches hasta su última salida a mediados de octubre, cuando finalizará su temporada en Europa.

De este modo, sustituirá al 'Liberty of the Seas' de Royal Caribbean, hasta la fecha el barco más grande del Mediterráneo, que, este año, operará por última vez desde Barcelona, después de haber tenido su base en la ciudad condal durante cuatro años

Tras Barcelona, el buque visitará semanalmente los puertos de Palma de Mallorca, Marsella (Provenza), La Spezia (Florencia y Pisa), Civittavechia (Roma) y Nápoles. También realizará dos escalas en Málaga, una a su llegada desde Miami a España y otra en su partida hacia el Caribe en otoño 2015.

El barco, que vio la luz a finales de 2010, cuenta con un registro bruto de 225.282 toneladas, 362 metros de eslora, 66 metros de manga, 16 cubiertas y una capacidad para 2384 tripulantes y 6318 pasajeros (5.400 en ocupación doble).