Actualizado 13/10/2014 19:44 CET

Un total de 475.000 españoles viajaron en crucero en 2013, un 17% menos, según CLIA España

CLIA España presenta su informe sobre la contribución del sector
Foto: EUROPA PRESS

Aumentan los cruceristas europeos un 3,6%, hasta superar los 6,4 millones de pasajeros

   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -    

   Un total de 475.000 españoles eligieron el crucero para viajar durante 2013, lo que supone un descenso del 17% con respecto a la temporada de 2012, cuando se registraron 576.000 pasajeros, debido principalmente a la contracción del consumo, según los datos difundidos por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, CLIA España.

  No obstante, está caída se ha visto compensada con la llegada de turistas a España, cuyo crecimiento continuará tanto en 2014 como en 2015, según ha afirmado el presidente de la asociación, Alfredo Serrano, en una rueda de prensa celebrada en Madrid.

   El año pasado, la industria de cruceros aportó a la economía española 1.226 millones de euros, un 2,2% menos que en 2012, generando 25.620 empleos directos e indirectos, un 2,9% menos, frente a los 26.389 empleos ofrecidos el año anterior.

   En 2013, 5,2 millones de viajeros hicieron escala en nuestro país, desde el que embarcaron 1,29 millones de pasajeros, lo que, según Serrano, refleja la importancia de puertos como el de Barcelona o el de Mallorca como punto de inicio para los itinerarios de los cruceros.

  De hecho, el puerto de la Ciudad Condal continúa siendo el primer puerto de Europa en cuanto a volumen de pasajeros, con 2,6 millones de pasajeros registrados en 2013 y un incremento del 7,9% respecto a 2012.

  Le sigue Palma de Mallorca, quinto a nivel europeo, con un aumento del 26,5% de los pasajeros, hasta rozar 1,3 millones, por delante de los puertos de Cádiz, Valencia y Málaga.

  Estas cifras sitúan a España como el segundo mercado en recepción de cruceros de Europa, por detrás de Italia y el quinto a la hora de emitirlos, casi al mismo nivel que Francia, lo que convierte al segmento español en un mercado "muy fuerte".

UN 45% MÁS DESDE LA CRISIS EN 2008.

   A pesar del descenso experimentado en 2013, la industria crucerística española ha incrementado en un 45% el número de cruceristas llegados a España y un 14% el número de empleos generados desde el comienzo de la crisis en 2008.

   Asimismo, subrayó el crecimiento del 13% en la contribución económica del sector, incluso en periodos de recesión, lo que en su opinión, refuerza la fortaleza de esta industria tanto en España como en Europa.

  Con todo, la patronal española mantiene unas perspectivas "moderadamente" positivas de cara a 2014, con mejores signos que en 2013, teniendo en cuenta la tendencia al alza de las reservas realizadas hasta este momento que reflejan las agencias de viajes, sumado a un aumento en el tiempo de antelación con el que se realizan dichas solicitudes, ha apuntado el vicepresidente de la asociación Emiliano González.

  "A mayor anticipación, mayor índice de reservas. Esto quiere decir que estamos yendo por el buen camino", reiteró.

UN 1,5% MÁS DE PASAJEROS EUROPEOS EN 2014.

   En Europa, aproximadamente 6,4 millones de pasajeros reservaron un crucero durante 2013, lo que supone un 3,6% más que en 2012 y una representación del 30% en el total de viajeros de este tipo de transporte a nivel mundial. Para este año, la entidad prevé aumentar esta cifra un 1,5% hasta los 6,54 millones de pasajeros europeos.

   Los puertos europeos sirvieron como punto de embarque en 2013 para más de 6 millones de turistas, de los cuales alrededor de 5 millones eran europeos y el resto provenían de fuera de la región. El gasto estimado de los pasajeros y los miembros de la tripulación en los puertos europeos ascendió a 3.800 millones, incluyendo estancias y compras, un 4,5% más que el año anterior.

   Gracias al crecimiento de la industria, el sector crucerístico aportó 39.400 millones de euros a la economía europea, lo que representa una subida del 4% frente a los 37.900 millones de 2012 y un nuevo máximo histórico. Sin embargo, la asociación especificó que sólo 16.200 millones correspondieron a gasto directo. El gasto medio del viajero se situó en 80 euros y 62 euros cuando realizó una escala en su viaje.

   En cuanto al empleo, las 43 compañías afincadas en Europa dieron trabajo a 339.417 personas en sus 125 barcos en funcionamiento, un aumento del 4% frente a 2012, con un total de 10.500 millones de euros destinados a compensaciones salariales, de acuerdo con el Informe de contribución económica de 2014 realizado por CLIA Europa.

CENTRO NEURÁLGICO DEL SECTOR.

   Los positivos resultados conseguidos este año reafirman la posición de Europa como "centro neurálgico de la industria mundial de cruceros", aseguró el presidente de CLIA Europa, Pierfrancesco Vago.

   El organismo europeo vincula este crecimiento con la posición de los astilleros de la región, que continúan liderando el negocio de la construcción en barcos de crucero a nivel mundial, con un aumento de sus ingresos del 4,7% en 2013 y un crecimiento por segundo año consecutivo en la inversión en nuevas construcciones y remodelaciones , alcanzando los 4.030 millones de euros.

   De cara a 2014, los distintos astilleros tienen prevista la construcción de 24 nuevos buques hasta 2017, valorados en 12.100 millones de euros y con capacidad para 70.000 pasajeros. En el caso concreto de España, Serrano destacó la importancia del mercado español en lo que reparación de barcos se refiere, a pesar de no ser un país constructor, poniendo como ejemplo el puerto de Cádiz.