Actualizado 21/07/2012 18:13 CET

National Geographic analiza al terrorista Breivik tras 'La masacre de Noruega'

Anders Breivik, El Autor Confeso De Las Masacres De Oslo Y La Isla De Utoya
REUTERS

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

National Geographic Channel estrena este domingo en prime time 'La masacre de Noruega: Yo estuve allí', un documental que analiza cómo un solo hombre, Anders Breivik, pudo cometer uno de los ataques más sangrientos que ha sufrido el país nórdico desde la II Guerra Mundial.

El pasado 22 de julio, una bomba explotó en el distrito gubernamental de Oslo y mató a ocho personas. Poco después, a unos 40 kilómetros de allí, en la Isla de Utoya, un hombre vestido de policía mató a sangre fría a 69 adolescentes que participaban en el campamento de verano de las juventudes del Partido Laborista de Noruega.

Un año después, este documental cuenta con el testimonio de algunos de los adolescentes que sobrevivieron a la masacre de la isla de Utoya que relatan cómo lograron escapar de la cacería a sangre fría que presuntamente protagonizó Anders Behring Breivik, cuyo juicio ha quedado visto para sentencia el pasado 22 de junio.

El canal recrea el terror que vivieron los adolescentes de Utoya quienes, poco después de enterarse de la explosión de una bomba en Oslo, vieron cómo un hombre vestido de policía emprendía una caza despiadada en la que mataba a todo aquel que se ponía en su camino.

Más de 500 personas estaban atrapadas en la isla y sólo unos pocos pudieron escapar en uno de los botes, la gran mayoría tuvo que esconder y muchos se atrevieron a saltar a las aguas gélidas para llegar a la otra orilla. Los testimonios son desgarradores, todos recuerdan cómo vieron morir a muchos compañeros y cómo Breivik sólo paraba para recargar su arma y seguir matando.

'La masacre de Noruega: Yo estuve allí' combina así los testimonios con recreaciones y con las imágenes del suceso que hace un año fue el centro de todas las miradas. Este documental cuenta también con declaraciones de algunos de los oficiales que llegaron a Utoya y consiguieron detener a Breivik, un joven de 32 años que en poco más de hora y media mató a 77 personas y provocó 200 heridos.

El documental intenta además analizar el comportamiento de Breivik y cuenta cómo pudo preparar un ataque en uno de los países con menores índices de criminalidad, donde hasta hace muy poco los ciudadanos se podían acercar a sus políticos libremente.