Actualizado 24/06/2009 00:23 CET

Un okupa se cuela en 'La que se avecina'

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

A Judith se le complican las cosas. La ruptura con su novia y la gran dependencia que ha desarrollado hacia la psicóloga durante la terapia, provocarán que un paciente de Judith se mude al rellano de la joven para vivir como un 'okupa'. Telecinco emite mañana, a partir de las 22.30 horas, una nueva entrega de 'La que se avecina', en la que, además, los chicos animan a Amador a que comience una nueva vida.

En el capítulo de mañana, titulado 'Un pipiolo, un bombero y un suicida en el rellano', tras haber sido abandonado por su mujer, un paciente habitual de Judith decide permanecer sin plazo en el rellano del tercer piso de Montepinar 7 debido a su excesiva dependencia psicológica de la terapeuta. Cuando los propietarios del inmueble descubren la anómala situación del sujeto, intentan echarle del complejo residencial.

El colectivo masculino de "Mirador de Montepinar" anima a Amador a que comience una nueva vida y elija un trabajo que siempre haya soñado con desempeñar. El profesional de la banca en paro confiesa a sus amigos que le encantaría convertirse en bombero. Por otra parte, Lola reprocha a Javi la escasez de muestras de cariño que prodiga a su madre. Cuando él comienza a mostrarse tierno y afectuoso con Estela, ésta malinterpreta sus intenciones.

Mientras Nines comienza a salir con Leo para que él la mantenga, Judith descubre que su última conquista sigue viéndose a escondidas con una ex-novia.

'La que se avecina' conquistó delante de la pequeña pantalla a 2.382.000 espectadores, un 15,2% de cuota de pantalla, durante el segundo capítulo de la tercera temporada que Telecinco emitió la pasada semana, bajo el título de 'Un lupanar, un par de suegras y una profanación a lo loco'.