El Parlamento pide la paralización cautelar del proyecto de gas 'Marismas Occidental' en Doñana

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Parlamento pide la paralización cautelar del proyecto de gas 'Marismas Occidental' en Doñana

Obras de gas natural en Doñana
EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2016 18:40:40 CET

SEVILLA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado este jueves, con los votos a favor de PSOE-A, Podemos, Ciudadanos (C's) e IULV-CA, y el rechazo del PP-A, pedir a la Junta "garantizar la máxima protección, preservación y conservación del espacio protegido de Doñana y su entorno", de manera que estudie "las vías legales necesarias y posibles para paralizar cautelarmente" el proyecto de gas Marismas Occidental, "siempre en el marco de las competencias que el Estatuto de Autonomía de Andalucía atribuye a la comunidad autónoma".

Así lo ha acordado al aprobar una proposición no de ley (PNL) impulsada por el grupo de Podemos en virtud de la cual además el Parlamento insta al Consejo de Gobierno a estudiar con urgencia las acciones judiciales que están a su disposición en defensa de Doñana y del medio ambiente y, una vez que disponga de informes favorables de los servicios jurídicos, a aceptar las actuaciones procedentes con el fin de paralizar cautelarmente el proyecto Marismas Occidental.

También reclama --con el apoyo de todos los grupos salvo del PP-A, que ha votado en contra, y de C's, que se ha abstenido en este punto-- que el Gobierno andaluz vuelva a instar al Ejecutivo central a paralizar cautelarmente el subproyecto Marismas Occidental "hasta tener una evaluación global de los efectos sinérgicos y acumulativos del proyecto Marismas en su conjunto".

Igualmente, y tras transaccionar una enmienda de C's, el Parlamento insta al Consejo de Gobierno para que a su vez inste al Gobierno de la Nación a que sea "proactivo" e informe a la UE de oficio de todo aquello que tuviera certeza pudiera ser relevante para la preservación y conservación del espacio protegido de Doñana y su entorno.

Finalmente, el Parlamento reclama que lo aprobado en relación al proyecto de Marismas Occidental se aplique también a los proyectos de Aznalcázar, Marismas Oriental y Saladillo.

DOÑANA, "SEÑA DE IDENTIDAD DE ANDALUCÍA"

Para defender esta iniciativa, la diputada autonómica y portavoz de Podemos de Medio Ambiente, Mercedes Barranco, ha remarcado que Doñana acoge a "más de 4.000 especies diferentes", es Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad, de forma que constituye una "seña de identidad de Andalucía".

En esa línea, ha alertado de que Doñana "podría perder su condición de Patrimonio de la Humanidad" si España no toma medidas urgentes frente a "proyectos que asedian" a dicho espacio natural.

Barranco ha puesto el énfasis en el proyecto industrial de Gas Natural en Doñana que, realizado a través de su filial Petroleum Oil & Gas España, consiste en la instalación de 70 kilómetros de gasoductos, la apertura de 16 pozos de extracción de gas y la utilización del subsuelo de Doñana como almacén de gas.

La parlamentaria de Podemos ha indicado que la puesta en marcha de dicho proyecto "tendrá consecuencias para el medio ambiente", así como acarrea "riesgos sísmicos", entre otras repercusiones, y en esa línea ha reivindicado el "principio de precaución" y ha enumerado "15 argumentos" que justifican que "al menos se paralice de forma cautelar el proyecto de Gas Natural".

Ha criticado además que Gas Natural Fenosa, "con la complicidad del Gobierno central, ha troceado el proyecto en cuatro subproyectos, con el único fin de obtener las Declaraciones de Impacto Ambiental positivas", lo que ha impedido la evaluación ambiental del conjunto del proyecto y de las sinergias acumulativas del mismo.

Asimismo, ha alertado de que el subproyecto Marismas Occidental no es seguro, "ni para Doñana ni para su entorno, en el que se encuentran además enclaves de gran valor histórico, cultural o religioso como la ermita de la Virgen del Rocío y los Palacios de las Marismillas, de Doñana y del Acebrón", ya que su puesta en marcha "supone un fuerte impacto ambiental negativo sobre la Red Natura 2000, sobre los hábitats y sobre la supervivencia a largo plazo de especies amenazadas como el lince ibérico, el águila imperial o la cigüeña negra".

PP-A ALUDE AL GOBIERNO DE ZAPATERO Y PSOE-A LE ACUSA DE "MENTIR"

En el turno de los grupos, el diputado del PP-A Manuel Andrés González ha defendido el "compromiso" del Ejecutivo de Rajoy con Doñana, un espacio natural que es "patrimonio de todos", y en relación al proyecto de Gas Natural ha indicado que "las obras que ahora empiezan en la zona de Marismas Occidental obtuvieron la Declaración de Impacto Ambiental favorable en 2010", con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, y el posterior "visto bueno" de la Junta de Andalucía en la comisión permanente del Consejo de Doñana en 2011.

Además, el 'popular' ha afirmado que, "el proyecto no se dividió en cuatro subproyectos, sino que se agruparon varios proyectos pequeños en cuatro proyectos de tal magnitud que cada uno por sí mismo debía ser objeto de una evaluación ambiental completa", y que "a tres de estos cuatro proyectos le dieron el visto bueno en su momento la Administración del Estado y la Junta", de forma que, según ha abundado, "ha habido un cambio de posicionamiento en la Junta y el PSOE-A", que éstos "tienen que explicar a los andaluces". De este modo, el representante del PP-A ha concluido indicando que al consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, "le toca apechugar con su gestión y sus autorizaciones a este proyecto", cuya "paternidad ha sido siempre del PSOE", según ha remarcado.

Las palabras de Manuel Andrés González han sido contestadas por el parlamentario socialista Jesús Fernández Ferrera, quien ha aseverado que "la mitad de la intervención" del diputado 'popular' "ha sido pura mentira", y en esa línea ha afirmado que fue el Gobierno de Rajoy el que "decide que el proyecto sean cuatro y no uno solo", y que la actuación de los 'populares' en este tema "huele mal".

Frente a ello, ha valorado la intervención del consejero Fiscal al respecto de esta cuestión en una comparecencia en el Pleno del Parlamento el pasado mes de septiembre, cuando "dijo que no es negociable la protección de Doñana", según ha resaltado, y ha llamado a ser "muy escrupulosos con el marco legal vigente", de modo que las decisiones que se tomen acerca de una posible suspensión cautelar del proyecto --con la que los socialistas están "de acuerdo"-- sean "muy estudiadas para evitar que la multinacional venga a Andalucía y reclame una indemnización millonaria que tengamos que pagar todos los andaluces".

Por su parte, el parlamentario de Ciudadanos (C's) Julio Díaz ha abogado que se conjuguen "el respeto a la ley con la conservación del medio ambiente", y en esa línea ha expresado el "alineamiento" de su formación "con la conservación y protección" de Doñana. Ha defendido además las enmiendas presentadas por su grupo a esta iniciativa, dirigidas al Consejo de Gobierno para que esté "vigilante" al cumplimiento de la normativa aplicable a este proyecto, y algunas de las cuales han salido adelante tras ser transaccionadas con Podemos.

Finalmente, el diputado de IULV-CA José Antonio Castro ha manifestado que sería "una vergüenza" si como consecuencia del proyecto de Gas Natural el espacio natural queda incluido en un listado de bienes Patrimonio de la Humanidad "en peligro", y ha abogado por que "pasemos de lo declarativo a los hechos" en relación a esta cuestión. Al respecto ha apuntado que las organizaciones ecologistas y sociales que se han unido en torno a la iniciativa 'Salvemos Doñana' "nos llevan la delantera", y ha propuesto una enmienda reclamando una "campaña social" al Gobierno andaluz contra dicho proyecto, pero que no ha salido adelante ya que solo ha sumado los votos a favor de Podemos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies