Los alumnos con más nota de Selectividad se tomaron la prueba con "tranquilidad", aunque no esperaban "tanto"

Publicado 25/06/2015 17:16:01CET

Futuros estudiantes de Derecho-ADE y de Matemáticas y Estadística, alaban las virtudes de la organización y el trabajo diario

SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Javier Perera Lago, alumno del Instituto de Educación Secundaria 'Martínez Montañés' de la barriada sevillana de Nervión, y Javier Tello Farfán de los Godos Villagrán, estudiantes del centro docente privado 'San Fernando' (Hermanos Maristas) de Triana, que con un 9,90 son los jóvenes con la nota más alta de la Selectividad de 2015 en la provincia sevillana --examinados respectivamente en la Universidad de Sevilla (US) y la Universidad Pablo de Olavide (UPO)--, han asegurado coincidir en su método de estudio y su disposición de "tranquilidad" a la hora de afrontar la prueba.

Con todo, Tello Farfán de los Godos ha declarado a Europa Press que "me puse como loco cuando me la mandaron por SMS, porque me la esperaba alta, pero quizás no tanto", algo en lo que ha coincidido Javier Perera. Aunque no se acababa de creer la calificación, la prueba definitiva llegó cuando al día siguiente "me llamó mi abuelo diciéndome que salía en prensa, con lo que me puse supercontento".

Este futuro estudiante del doble grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas (ADE) duda entre cursar el grado bilingüe o en castellano, puesto que "tengo un buen nivel de inglés --se está preparando el examen 'Advanced' de certificación idiomática-- y ello sería un valor añadido, pero también hay que tener en cuenta que en castellano sería más asequible, aunque de todos modos es una carrera muy dura".

"Yo no he seguido el método de pegarte el atracón poco antes, no me gusta esa dinámica", ha asegurado Javier, que apuesta por ir "día a día", algo a lo que se ha dedicado con empeño "aunque no tuviera nada de deberes ni hubiera examen cerca: con este método todo resulta más sencillo, no se alteran los esquemas y puedes ir tranquilo".

En cuanto al futuro, Tello Farfán de los Godos se ve "preparado" y, aunque critica las modificaciones de la ley educativa cada vez que hay un cambio de legislatura, lo que "genera mucha inestabilidad", valora que "la gente se esfuerza hacia algo más positivo cuando se pasa a la educación superior".

"NO TENGO MUCHA PRISA"

Por su parte, Javier Perera asegura tomarse con calma lo que ha sido una jornada de continuas felicitaciones y llamadas. "Mis padres sí están más acelerados y a verlas venir", ha bromeado, en declaraciones a Europa Press.

"Estoy tranquilo, y así me lo tomé: lo ideal es encontrar un método con el que estés a gusto y relajado, porque lo más contraproducente es ir agobiado a la prueba", asegura este alumno que se declara amante de las Matemáticas, a las que dedicará sus próximos años universitarios, siendo además "una de las especialidades con menos niveles de paro". De hecho, estudiará Matemáticas y Estadística --"la nota de corte me da de sobras"--, ya que "por un año más tengo dos carreras".

Perera Lago bendice las bondades de la organización, "de forma que uno siempre esté seguro de lo que está haciendo. Hay que trabajar todos los días". En cuanto a sus planes de futuro, aún no tiene claro si decantarse por alguna rama concreta: "solo sé lo que quiero hacer los próximos cinco años, no tengo mucha prisa". Y después, "habrá que verlo, todo cambia mucho y a gran velocidad".