La muerte de Almería eleva a 17 las mujeres víctimas de violencia de género en 2010 en Andalucía, dos más que en 2009

Actualizado 24/11/2010 18:16:20 CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La confirmación este miércoles por parte del Ministerio de Sanidad y Política Social de que la muerte de una mujer de 35 años en El Ejido (Almería) el pasado 19 de noviembre a causa de un incendio presuntamente provocado se corresponde con un caso de violencia de género eleva a 17 el número de víctimas por maltrato durante 2010, lo que supone dos casos más que el pasado año 2009.

Precisamente, el juez ha dictado este miércoles auto de ingreso en prisión incondicional para S.F.E.G., el compañero sentimental de la mujer, al que imputa la comisión de un delito de homicidio al considerar que tenía intención de matar a su pareja y que el fuego desatado en la casa que ambos compartían fue provocado.

La víctima, de 35 años, interpuso en mayo una denuncia contra su compañero sentimental por malos tratos en el ámbito familiar, aunque, con posterioridad, decidió no ratificarla. En concreto, la fallecida, que residía en el paraje conocido como Fuente Nueva de El Ejido (Almería), pidió ayuda a través de la línea 900 200 999 de atención a las víctimas de violencia de género y, como consecuencia de esta denuncia, pasó una noche en acogida en el centro de emergencias.

Se trata así del quinto caso de violencia de género en Almería a lo largo de 2010, después de otros crímenes vividos a este año en Vélez-Rubio, Benahadux, Almería capital y Roquetas de Mar. Asimismo, este caso pasa a ser el número 64 en 2010 en el conjunto de España.

La anterior víctima perdió la vida el pasado día 4 de noviembre en Sevilla. Se trataba de Carmen R.J. que murió degollada a manos de su pareja, Issam M., de 36 años de edad natural de Casablanca (Marruecos), después de una discusión entre ambos.

El agresor ya había sido detenido con anterioridad en tres ocasiones, una de ellas por maltratar a la víctima a partir de las advertencias de los vecinos, aunque, no obstante, nunca había sido denunciado por su pareja. Es más, la víctima se acogió a su derecho a no declarar a pesar de ser requerida hasta en dos ocasiones por estos hechos.

Anteriormente, el pasado día 11 de octubre, tuvo lugar un nuevo caso con la muerte de una mujer marroquí de 37 años a manos de su marido de 56 años en el domicilio que ambos compartían en Alhama de Granada.

Sólo una semana antes, el 6 de octubre, el cuerpo de C.M.G., una mujer de 81 años de edad, fue hallado sin vida en el interior de su domicilio en Carretera de Cádiz, en Málaga capital, después de que su pareja sentimental, S.M.C, de 83 años, la matara con un arma blanca e intentara posteriormente terminar con su vida autolesionándose.

Antes que esta mujer octogenaria, M.R.T.R., de 30 años de edad, también falleció a manos de su pareja sentimental. Su cuerpo fue encontrado el pasado 19 de septiembre en una zona de campo entre los barrios cordobeses de Villarrubia y El Higuerón. El agresor, un varón con el que la víctima mantenía una relación sentimental, fue evacuado al Hospital Reina Sofía de la capital cordobesa tras caer o arrojarse desde una torre de electricidad, donde finalmente falleció.

Nueve días antes, el 10 de septiembre, un varón de 50 años de edad mató a su ex pareja sentimental de 39 años, y más tarde se suicidó en el Camino de La Losas en Roquetas de Mar (Almería). Ambos eran naturales de Guinea-Bissau.

OTRAS ONCE VÍCTIMAS

La primera víctima mortal en Andalucía fue Josefa R.Z., una vecina del municipio de El Cuervo (Sevilla) con dos hijos a quien su marido, J.M.C.E, de 53 años, supuestamente asfixió en el domicilio familiar el pasado 3 de enero.

Fue ya en febrero, concretamente el pasado día 18, cuando la segunda víctima mortal de la comunidad por violencia machista, una joven de 26 años de edad de origen boliviano, perdió la vida en Almería a causa de una herida inciso cortante en el cuello que le ocasionó su marido, J.S.I.M., de 31 años con una navaja tipo mariposa.

El pasado 19 de marzo fallecía también una mujer de 56 años después de que, el día anterior, fuese apuñalada por su ex marido, C.G.M, de 58 años, sobre quien pesaba una orden de alejamiento, en el hospital privado Blanca Paloma de Huelva mientras visitaba a su madre enferma.

También en marzo, pero el día 29, en Benadahux (Almería), fue encontrada muerta en su propio vehículo, junto a su marido, Carmen I. Según relató en su día el alcalde del municipio, Juan Jiménez Tortosa, el marido Juan G. mató supuestamente a tiros a su esposa y después se quitó la vida en el interior del coche familiar.

El homicida dejó en el domicilio conyugal de Benahadux una carta manuscrita dirigida a sus tres hijos en la que, además de anunciar el crimen y su posterior suicidio, les decía cómo debían proceder con los documentos, entre otros, el seguro de vida y la escritura de la vivienda adjuntos a la misiva.

CONFIRMADO UNA SEMANA DESPUÉS

Asimismo, el día 2 de abril una joven de 34 años de edad y nacionalidad boliviana falleció por asfixia en un hostal de Marbella (Málaga) presuntamente a manos de su compañero sentimental, de 39 años y de nacionalidad peruana, que fue detenido una semana más tarde por la Policía Nacional en Granada, ciudad de la que procedían ambos.

El día 6 de abril en el barrio de Gamarra (Málaga) una mujer de 64 años, cuyas iniciales son M.V.O.M, fue apuñalada en plena calle presuntamente por un hombre de 78 años natural de Osuna (Sevilla), ex pareja sentimental de la víctima. El agresor, muy grave a raíz de las lesiones que se autoinfringió, falleció en el momento de ingresar en prisión, poco después de recibir el alta hospitalaria.

También, en la madrugada del día 18 de mayo, una mujer de 50 años de edad falleció en el barrio sevillano de San Lázaro tras recibir varias puñaladas por parte de su pareja, un ciudadano de origen ecuatoriano de 38 años de edad y sobre el que no pesaba ninguna medida cautelar ni orden de alejamiento respecto a la víctima.

G.B.M, de 41 años de edad, fue la octava víctima mortal por violencia de género en la comunidad. Falleció el día 31 de mayo en Pruna (Sevilla) a manos de su pareja sentimental, F.M.P.R., de 35 años. Tampoco había presentado denuncia por malos tratos contra el presunto homicida con anterioridad a estos hechos ni había solicitado ningún tipo de servicio al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ni al Ayuntamiento de Pruna, donde convivía desde hace pocos meses con esta pareja, natural de El Coronil (Sevilla).

Asimismo, M.G.C., de 36 años, falleció el día 4 de junio en Almería después de que su pareja sentimental acabara con su vida y con la del hijo de ambos, de cinco años de edad. No había presentado denuncia por malos tratos contra el presunto homicida con anterioridad a estos hechos.

AGRESOR ABSUELTO

Por otra parte, el día 1 de julio, Rafaela Rueda Contreras, de 42 años, falleció a manos de su ex pareja en plena calle de la localidad granadina de Pinos Puente. La víctima, que había presentado hacía escasamente un mes una denuncia ante la Guardia Civil y llevaba un tiempo separada de su agresor, fue atacada por J.H.F., que la abordó con una hoz hasta matarla en la calle Real del municipio granadino, en pleno centro y a una hora en la que la vía estaba muy transitada.

El caso de Rafaela fue especialmente relevante tras conocerse, que el titular del Juzgado de lo Penal 6 de Granada, Ernesto Carlos Manzano Moreno, absolvió de los delitos de maltrato y amenazas a su presunto asesino por el "escaso grado de credibilidad" y por la "excesiva parquedad" y "escasísima pasión" del relato de los hechos por parte de la víctima durante el juicio, según especificó el fallo al que tuvo acceso Europa Press.

Otra de la fallecidas ha sido Milagros Galán, de 64 años de edad, que apareció muerta junto a su marido, de 67 años, el día 3 de julio, en su domicilio de El Puerto de Santa María (Cádiz).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies