La Clínica Montpellier realiza una intervención de obesidad que combina cirugía laparoscópica y endoscopia

Actualizado 27/01/2010 11:06:15 CET

ZARAGOZA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Clínica Montpellier de Zaragoza ha realizado una operación para tratar la obesidad que combina la cirugía laparoscópica con una endoscopia laparoscópica transgástrica, como técnica quirúrgica para solucionar un problema de la vía biliar minimizando la agresión quirúrgica.

La intervención ha sido efectuada por el responsable de la Unidad de Cirugía Laparoscópica de la Obesidad Mórbida de la Clínica Montpellier, Joaquín Resa, y por los especialistas en aparato digestivo, Carlos Silva y Joaquín Vicente, ha informado la Clínica Montpellier en un comunicado.

Esta técnica fue realizada por vez primera por el doctor Joaquín Resa y el doctor Sebastián en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza y publicada en una revista americana, la 'Obesity Surgery'.

La intervención trata de dar solución a obstrucciones de los conductos biliares en pacientes que han sido operados previamente de estómago y a los que, por sus nuevas condiciones anatómicas, no es posible realizar una endoscopia convencional a través de la boca.

En estas circunstancias, la operación consiste en acceder al interior del duodeno mediante el apoyo de la cirugía laparoscópica, introduciendo un endoscopio a través de uno de los pequeños orificios que este tipo de cirugía requiere.

Esta técnica quirúrgica simplifica la intervención, evita la clásica apertura del abdomen, la apertura de la vía biliar y mejora la recuperación de los pacientes a la vez que disminuye sus complicaciones, han señalado desde la Clínica Montpellier.

TÉCNICA EXPORTADA

El responsable de la Unidad de Cirugía Laparoscópica de la Obesidad Mórbida de la Clínica Montpellier, Joaquín Resa, ha precisado que "no son muchos los pacientes que hay que tratar de este modo en Aragón", si bien desde esta Comunidad autónoma "hemos exportado esta técnica para que personas de todo el mundo se aprovechen de sus beneficios".

El cirujano aragonés ha señalado que, "actualmente estamos empezando a realizar operaciones laparoscópicas por un único orificio, cuando habitualmente necesitamos cuatro o cinco. La colaboración con la endoscopia va a facilitar este avance cambiando el panorama quirúrgico en los próximos años".

Respecto a la intervención practicada en la Montpellier, ha señalado que se llevó a cabo en un quirófano en el que se unió la visión de la cámara de la laparoscopia quirúrgica, con la visión de la endoscopia y la visión de la radiología.

Tres monitores, uno de cada aparato, sirvieron para dirigir la operación y la coordinación entre los equipos, que permitió terminar el proceso en menos de 90 minutos, con lo que disminuyó a la mitad el tiempo que una intervención de este tipo realizada con el método convencional puede durar.

Además, ha concluido Resa, "se ha evitado el drenaje de la vía biliar y la recuperación de la paciente ha sido más cómoda y menos traumática, suavizando considerablemente la cirugía". Tras un postoperatorio sin incidencias, la paciente se encuentra en su domicilio realizando una vida normal.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies