La Escuela-Taller 'Juan Arnaldín' finaliza tras restaurar un centenar de obras de la provincia

Acto De Clausura De La Escuela Taller De Restauración De DPZ 'Juan Arnaldín'
EUROPA PRESS
Actualizado 29/11/2011 14:07:54 CET

ZARAGOZA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado delegado de Medio Ambiente y Bienestar Social de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Máximo Ariza, ha presidido este martes la clausura de la Escuela-Taller de Restauración 'Juan Arnaldín', en la que una veintena de alumnos han restaurado cien obras de los municipios zaragozanos durante dos años.

En declaraciones a los medios de comunicación, Máximo Ariza ha recordado que esta escuela está promovida por la DPZ y el INAEM y la actividad ha permitido formar a 24 jóvenes estudiantes, menores de 25 años, que de esta forma "han completado su formación como restauradores en la Escuela Taller".

El diputado ha subrayado que la institución provincial está "muy satisfecha de lo conseguido" por los alumnos de esta escuela y "esperamos continuar con este proyecto siempre y cuando el INAEM colabore en la siguiente escuela", ya que los cursos se financian en un 80 por ciento por el INAEM y en un 20 por ciento por la DPZ.

Máximo Ariza ha destacado, de entre el centenar de obras restauradas en estos dos años, un retablo de Blasco de Grañén procedente de Tosos y, "personalmente", la recuperación de "unos bancos de la Iglesia y del Ayuntamiento de mi pueblo que tienen gran valor sentimental" para los vecinos de Lumpiaque.

La directora de la Escuela-Taller, Ana Cristina Blasco, ha precisado que en las clases se ha recuperado más de un centenar de obras "entre documentación gráfica, arte mueble, como pinturas, esculturas y retablos, y algún mobiliario antiguo".

Los alumnos han recibido formación en distintas especialidades de restauración, carpintería, ebanistería e historia "y, además, han contribuido a la restauración y puesta en valor del patrimonio de nuestra provincia", ha resaltado Blasco.

EXPERIENCIA "MUY POSITIVA"

Uno de los alumnos de la Escuela Taller, Javier Royo, ha explicado su labor como miembro del taller de mantenimiento de bienes culturales, que agrupa a los historiadores. En este caso, "nos encargamos de hacer las catalogaciones de la obra, las investigaciones histórico-artísticas y también los artículos de difusión" de las piezas.

A su juicio, esta es una experiencia "muy positiva", porque "este es el único sitio donde te pueden dar esta oportunidad" de completar la formación académica. "Hay que tener en cuenta que estamos desarrollando durante dos años un trabajo inminentemente práctico y esto a la hora de presentar un currículum le da un peso con el que gente de nuestra edad no puede contar", ha apuntado.

En la clausura de la Escuela-Taller 'Juan Arnaldín', que se ha celebrado en el salón de plenos de la DPZ en la capital aragonesa, ha participado también el gerente del INAEM, Jorge Escario. En el acto se han entregado diplomas a los alumnos y se han mostrado varias piezas restauradas en estos dos últimos años.