Los medios de comunicación deben ser un proyecto social, no un negocio, afirma Zarzalejos

José Antonio Zarzalejos y monseñor Vicente Jiménez
EUROPA PRESS
Publicado 14/02/2018 14:47:47CET

Recoge el premio 'Comunicar con Valores 2018' en el Arzobispado de Zaragoza

ZARAGOZA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El periodista José Antonio Zarzalejos ha manifestado en Zaragoza que los medios de comunicación, "para sobrevivir en los tiempos actuales, tienen que ser un proyecto social, no un negocio o empresa al uso".

Zarzalejos ha recogido de manos del arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, el premio 'Comunicar con Valores 2018', y ha protagonizado una charla en el salón del trono del Alma Mater Museum.

Previamente, en declaraciones a los medios de comunicación, ha reivindicado el periodismo de verificación para "añadir valor a la información", frente a las noticias falsas, "las postverdades y las realidades alternativas".

En este sentido, ha opinado que "uno de los grandes problemas que tenemos los periodistas es que no hay empresarios específicos de la comunicación, editores", y los medios son tratados "como empresas convencionales, cuando en realidad son proyectos sociales".

En este punto, ha defendido la necesidad de contar con "editores humanistas, que comprendan cuál es nuestra función, llena de intangibles, de valores, de principios y criterios deontológicos" porque "no formamos parte de una cadena de producción dentro de un negocio, sino que somos profesionales que manejamos criterios de beneficio social".

Para Zarzalejos, "si un medio de comunicación se concibe como un negocio, que tiene que tener unos grandes márgenes y dar dividendos y permitir excedentes para otras inversiones o repartirlo entre los accionistas, vamos mal".

AUTOFINANCIACIÓN

El premiado ha planteado como alternativa al modelo actual la autofinanciación de las empresas periodísticas, incluyendo la capacidad de tener reservas "para invertir en tecnología, en mejora del producto informativo" y para "retribuir dignamente a los profesionales para que puedan hacer su tarea con independencia y no dependa financieramente de entidades bancarias o de otra naturaleza".

A su entender, si se concibe la empresa periodística más como un proyecto social que como un negocio "empezaríamos a encontrar el modelo de viabilidad futuro" y ha puesto como ejemplo algunos periódicos locales de Estados Unidos, "que se configuran como fundaciones sin ánimo de lucro" que se autosostienen y así "mantienen su independencia".

Ha reconocido que en España "no se ha ensayado esta fórmula que existe en otros países, pero llegará el momento en el que los medios de comunicación aspirarán a autofinanciarse", con la excepción de la televisión, que ha comentado que es diferente puesto que también es un medio entretenimiento.

Zarzalejos también ha reivindicado "hacer valer nuestro trabajo y nuestra propiedad intelectual ya que somos titulares de la misma, aunque la adquiere la compañía para la que estamos trabajando, pero detenemos derecho a ella".

Igualmente, ha incidido en que los periodistas "tenemos que creemos que realmente tenemos una función social y que las redes sociales no nos han sustituido, sino que nos hacen más necesarios que nunca".

Además, ha apostado por "tener buenas fuentes" y que el periodista "sea un profesional culto, que le interese la lectura, la historia, el ensayo, la interlocución con todo tipo de personalidad del mundo de la cultura, la política, la ciencia, una persona curiosa, inquieta y poco dócil" ya que ha de "romper determinados convencionalismos, si estos le impiden llegar a contar bien sus noticias y tomar el pulso a la calle".

VIRGEN DEL PILAR

El galardonado ha dicho que no era merecedor de este galardón y sí tantos periodistas anónimos que tienen "enorme dificultad para llevar a adelante los valores deontológicos de la profesión" y, como anécdota, ha comentado que sus padres le trajeron a Zaragoza cuando era un bebé para ofrecerle a la Virgen del Pilar, además de hacer lo mismo con la de Begoña, en Bilbao, su lugar de nacimiento.

Por su parte, el arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, ha subrayado la importancia que la Iglesia da a la comunicación porque "ella misma es buena noticia, diálogo, coloquio" y quiere dar a conocer la buena noticia y también ofrecer unos principios, como la defensa de la verdad.

El prelado ha defendido la comunicación como servicio a la dignidad humana y la verdad y ha mencionado unas palabras de Dostoievski, que dicen que "quien se miente a sí mismo", acaba por "perder el respeto a sí mismo y a los demás", deja el amor y acaba siendo como una bestia.

Respecto al premiado, ha subrayado su dilatada trayectoria profesional, desarrollada con una "rigurosa y honesta mirada", que ha promovido el consenso social y el compromiso ético por encima de intereses económicos y políticos.

Asimismo, le ha agradecido el trabajo bien hecho, "un auténtico periodista que no cede a ningún tipo de presión" y su labor a favor de la ética en la comunicación y la práctica de la cultura del encuentro.

PREMIO

El premio 'Comunicar con Valores 2018' ha celebrado su segunda edición y ha sido creado por el Arzobispado de Zaragoza con el objetivo de reconocer y estimular la comunicación como servicio a la dignidad humana, que contribuya al desarrollo integral de las personas y de la sociedad.

Según el fallo del jurado, Zarzalejos encarna los tres principios que recogen las bases de este premio: El servicio a la dignidad de la persona y los derechos humanos; el compromiso ético, por encima de intereses políticos, económicos o ideológicos; y la defensa, bien explícita o mediante el testimonio, de los valores evangélicos.

El jurado ha sido presidido por el arzobispo de Zaragoza e integrado por el director de COPE Aragón, Ángel Herrero; el director de Heraldo de Aragón, Mikel Iturbe; el presidente de la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM), Ricardo Pereda; la coordinadora de Periodismo de la Universidad de Zaragoza, María Gómez; el decano de la Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales de la Universidad San Jorge, Javier Hernández; la directora del programa 'Canal Saturno' de Aragón TV, Marian Rebolledo; la directora de contenidos de Radio Zaragoza -Cadena Ser-, Eva Pérez; y el director de la Oficina de Comunicación de la Iglesia en Aragón (OFICIA), José María Albalad.

BIOGRAFÍA

José Antonio Zarzalejos (Bilbao, 1954) es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y periodista. Fue letrado de la Diputación Foral de Vizcaya de 1978 a 1989, cargo que compaginó con el ejercicio del periodismo de opinión en 'El Correo Español-El Pueblo Vasco', del que también fue director adjunto y director entre 1990 y 1998.

En 1998, fue nombrado director editorial del Grupo Correo y ejerció como director de ABC desde septiembre de 1999 hasta septiembre de 2004, cuando pasó a ocupar la secretaría general de la compañía, para regresar a la dirección de ABC en diciembre de 2005 y hasta febrero de 2008.

Tras su salida del diario, desempeño la dirección general de España de la multinacional de consultoría de comunicación Llorente & Cuenca, S. L. Ha colaborado asiduamente con 'La Vanguardia' y la Cadena Ser, entre otros medios, y en la actualidad puede leerse en las páginas de 'El Periódico' y 'El Confidencial.com'.

Zarzalejos también ha sido galardonado con el Premio de la Federación de las Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), el Godó de periodismo, el Luca de Tena, el Mariano de Cavia, el Rodríguez Santamaría, otorgado por la Asociación de la Prensa de Madrid, y el Francisco Cerecedo.

En 2004, fue condecorado por el Gobierno francés con la Orden de la Legión de Honor. Ha publicado cinco libros titulados 'País Vasco, crónicas de un analista político', en 1989; 'Contra la secesión vasca', en 2005; 'La destitución. Historia de un periodismo imposible', en 2010; 'La sonrisa de Julia Roberts. Zapatero y su época', en 2011, y 'Mañana será tarde', en 2015.