Lanero, sobre la investigación de la UCO: "El daño a la UGT ya está hecho"

Publicado 07/08/2017 13:21:58CET

OVIEDO, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT-Asturias, Javier Fernández Lanero, ha defendido este lunes en Gijón la actuación de su organización sindical en la gestión de los fondos para cursos de formación a parados con respecto a la investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, a lo que ha lamentado que "el daño a la UGT ya está hecho".

Así lo ha indicado durante la rueda de prensa ofrecida junto al secretario general de UGT Gijón, Fernando Díaz Arnáiz, sobre la situación socioeconómica de Asturias, en el marco de la 61 Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma), en el recinto ferial gijonés 'Luis Adaro'.

Fernández Lanero, asimismo, ha recalcado que esa investigación se inició ya hace más de dos años y no hay nada nuevo. Asimismo, ha indicado que esta se ha ampliado hasta diciembre de 2018. Unido a ello, ha dicho desconocer el goteo continuo de noticias sobre esta cuestión y el fin del "daño terrible" que se está haciendo a su organización sindical.

Es por ello, que ha mostrado su deseo a que se imprima celeridad a la investigación y que la Justicia resuelva, a lo que ha añadido que UGT estará a disposición de esta para llegar a una pronta resolución de la causa.

Ha remarcado, eso sí, que por parte de la UGT se cumplió con los pliegos de los fondos, se impartieron los cursos con las obligaciones establecidas en los mismos y con las auditorías y justificaciones que debían presentar.

Fernández Lanero, en esta línea, ha insistido en que los cursos se impartieron y se hizo "legalmente" y con las debidas justificaciones. Dicho esto, ha incidido en que si la Guardia Civil trata de decir que los funcionarios del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias "no acertaron" en el control o gestión de los fondos, UGT estará a disposición para aclarar cualquier cuestión.

Ha recalcado que todos saben lo que dijeron los 19 trabajadores de UGT que fueron llamados a declarar cuando ya no les hicieron preguntas "tendenciosas" y estaban acompañados de sus abogados, con referencia a que UGT considera que los primeros interrogatorios ante la Guardia Civil fueron "ilegales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies