Manifestantes reciben con abucheos a los Reyes e invitados a la ceremonia ante un espectacular despliegue policial

Protestas ante los Premios Príncipe.
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 25/10/2014 12:45:19 CET

La CSI presenta una denuncia por impedir el acceso a la mitad de la Plaza de la Escandalera

   OVIEDO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Gran número de manifestantes han ocupado este viernes la Plaza de la Escandalera y parte del Paseo de Los Álamos para protestar contra la gastión política de la crisis, la corrupción y la monarquía, y  han abucheado a los Reyes y a los invitados, a su llegada a la ceremonia de los Premios Príncipe.

   Finalmente, la concentración, convocada por la sección sindical del sindicato CSI en Cajastur, se ha llevado a cabo, eso sí, entre un espectacular despliegue policial y con un vallado que cerraba la mitad de la plaza ovetense, e impedía que los asistentes a la protesta se acercasen a la calle que da acceso al Teatro Campoamor. Por este motivo, los convocantes han presentado una denuncia por vulneración de derecho de manifestación. No se han producido incidentes.

   Antes de las cinco de la tarde comenzaron a llegar los primeros asistentes. Poco después llegaban en manifestación por la calle Marqués de Santa Cruz los participantes en las marchas por la Dignidad (los organizadores los cifraron en 2.500) acompañados de un cientos de personas que tomaron parte de la plaza y el paseo de los Álamos. Pancartas de CSI, de Podemos, de Izquierda Unida, se podían ver entre mensajes en asturiano y en castellano contra la monarquía, a favor de la república, y apelativos como 'Fartones' o 'Ladrones'. En primera línea, han estado trabajadores de Cajastur, así como de Tennecco o de la Fábrica de Armas.

   En la zona de la Escandalera, los numerosos agentes de la Policía Nacional, incluidos este año por primera vez los miembros de las Unidades de Intervención Policial, solo han permitido acercarse al Teatro Campoamor a los curiosos de la ceremonia y a los favorables a la monarquía. A los que acudían a protestar se les ha obligado a colocarse tras el vallado, que este año estaba instalado detrás de la fuente. De hecho al exconcejal de Izquierda Unida en Oviedo, Celso Miranda, los agentes le han quitado una bandera de la República, cuando la exhibió a la llegada de los Reyes, frente a la entrada del centro escénico ovetense.

   Los asistentes han abucheado fuertemente al coche de los Reyes, aunque la barrera formada por los bandas de gaitas sirvió de pantalla sonora. También han abucheado a muchos de los invitados a la gala, entre ellos el alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, el concejal Jaime Reinares, el exministro Josep Piqué, o el periodista Luis del Olmo.

DENUNCIA

   La sección sindical de la CSI en Cajastur ha presentado una denuncia en el Juzgado de Guardia por vulneración del derecho a Manifestación. El sindicalista Juan Manuel Martínez Morala ha explicado en declaraciones a Europa Press que el permiso del acto era para toda la Plaza de la Escandalera y no para la mitad de ella. "Se lo hemos enseñado al jefe de Policía pero ha hecho lo que le ha dado la gana; esto es un estado de desecho", se ha quejado.

   Otro exsindicalista, Cándido González Carnero, representante de la asamblea de las Marchas por la Dignidad, ha mostrado su satisfacción por el resultado de la convocatoria y ha mostrado su confianza en que el acto de este viernes sirva para impulsar una línea de movilización general.

   En la concentración ha estado presente Diego Cañamero, secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), acompañado por un nutrido grupo de militantes de su organización llegados de Andalucía en varios autobuses. Ha considerado "una vergüenza" el gasto económico que conllevan estos premios. "A quienes hay que darles un premio es a los mineros, a los estudiantes y a los miles de trabajadores que tienen que emigrar porque no hay trabajo", ha criticado. Ha expresado también su deseo de que esta y otras movilizaciones concluyan con una convergencia política en todo el Estado.

   Tania González, eurodiputada asturiana de Podemos, presente en La Escandalera, ha destacado la numerosa asistencia a la concentración y también ha mostrado su deseo de este tipo de movilizaciones acaben confluyendo en una convergencia política, especialmente con vistas a las elecciones municipales.