Sanidad implantará el análisis prenatal de ADN para reducir las amniocentesis entre las embarazadas

Laboratorio HUCA
GOBIERNO DE ASTURIAS
Publicado 03/03/2018 13:18:13CET

OVIEDO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) implantará en los próximos meses el test de ADN fetal, un análisis de sangre que se practicará a las mujeres embarazadas para disminuir el número de pruebas invasivas necesarias para confirmar alteraciones cromosómicas en el feto.

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha realizado este anuncio durante la visita que ha realizado este sábado al laboratorio del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Anualmente se aconseja practicar pruebas invasivas a una media de 175 gestantes y con este nuevo análisis de ADN fetal se podrían evitar entre 120 y 150, lo que supone que dejarían de hacerse de un 68% a un 85% de las amniocentesis.

El cribado combinado, una prueba que sirve para detectar el riesgo de alteraciones cromosómicas fetales, se realiza en el primer trimestre del embarazo. Si el resultado es positivo, se aconseja llevar a cabo un análisis del líquido amniótico o de la biopsia de vellosidad corial para establecer el diagnóstico. La puesta en marcha de este test reducirá significativamente el número de pruebas invasivas, y por tanto, los peligros que conllevan. Diferentes estudios acreditan que su fiabilidad en la población de riesgo es superior al 99% para el síndrome de Down.

El análisis prenatal está dirigido a aquellas gestantes cuyo test combinado del primer trimestre indique un riesgo alto de que el feto padezca alteraciones cromosómicas. En los casos en los que esta posibilidad sea muy elevada, se seguirá recomendando realizar la prueba invasiva. Estos criterios han sido establecidos por un grupo de trabajo multidisciplinar, integrado por genetistas, ginecólogos y responsables del programa de cribado, que es el encargado de desarrollar las líneas de aplicación de la nueva prueba.

El consejero de Sanidad prevé que esté implantada el próximo verano. "Llevamos unos meses trabajando en su puesta en marcha y ahora el grupo de trabajo constituido para tal fin está ultimando el protocolo de aplicación. El siguiente paso es sacar a licitación el concurso público para la realización de la prueba", ha explicado. Del Busto ha destacado que la iniciativa favorece la equidad, ya que se ofrecerá a todas las embarazadas para las que esté indicada desde el punto de vista de la evidencia científica.