Luis Torrecilla viaja al Valladolid de los comuneros

Portada 'La espía del emperador'
EUROPA PRESS
Publicado 09/05/2017 13:54:41CET

   El autor considera esta obra, que podría dar pie a una trilogía, como una "antesala" cronológica de 'El Hereje' de Delibes

   VALLADOLID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

   El escritor Luis Torrecilla ha recuperado en 'La espía del emperador' la influencia que tuvo durante la denominada guerra de las comunidades la beata Francisca Hernández --figura fundamental en el Valladolid del primer cuarto del siglo XVI que se vio arrastrada por el proceso inquisitorial contra la familia Cazalla, a la que estaba vinculada--.

   La novela, editada por el sello vallisoletano Glyphos Publicaciones, se desarrolla en el periodo de la revuelta comunera, entre los años 1520 y 1521, con la ciudad del Pisuerga como escenario fundamental, un momento en la que ésta era "un foco de rumores, intrigas y espionaje", según ha señalado su autor en una entrevista concedida a Europa Press.

   Su acción en Valladolid le da un carácter "muy local", pero a la vez "muy universal", pues a partir de este hito el centro de la política imperial "se desplaza de Flandes y Alemania hacia los reinos españoles", con la ciudad como sede "predilecta" de la corte.

   Asimismo, en las páginas de 'La espía del emperador' se aborda el movimiento reformista y erasmista que sacudió la espiritualidad cristiana en el siglo XVI y que penetró "de forma clandestina" en Castilla, con la aparición de los primeros conventículos como la casa de Pedro Cazalla y su esposa, Leonor de Vivero, padres del famoso doctor Cazalla procesado por la Inquisición y que aparece como niño en la novela.

   Es en esta casa donde tendrá presencia la beata Francisca Hernández, un personaje histórico que se convierte en protagonista del libro y que destacó entre sus contemporáneos por su "vasta cultura" y su "magnetismo poco común". Esta mujer con "poderes proféticos" se movió por "la delgada línea mística del momento que separaba la santidad del quemadero".

   Los consejos de Hernández, personaje también mencionado en 'El Hereje' de Miguel Delibes --del que este libro podría ser una "antesala" cronológica--, logró influir con sus consejos al mismo emperador Carlos V y a su regente, Adriano de Utrecht, futuro papa Adriano VI, que pidió por ella en su lecho de muerte. Un personaje, en definitiva, que "enamoró a sus contemporáneos" y que Torrecilla espera "que enamore a los lectores".

DERROTA COMUNERA

   Otro de los aspectos fundamentales del libro es "responder por qué perdieron la guerra los comuneros" y "qué ocurrió en el denominado razonamiento de Villabrágima", un acuerdo de tregua que sirvió de respiro para un ejército realista "puesto contra las cuerdas" por las tropas de Padilla y los suyos, pero que a la postre logró rehacerse y alzarse con la victoria en Villalar.

   Con motivo de la celebración de la Feria del Libro de Valladolid, Luis Torrecilla firmará ejemplares de 'La espía del emperador' en la caseta número 39, la del gremio de editores de Castilla y León, a partir de las 18.30 horas de este domingo, 7 de mayo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies