Podemos elevará el conflicto de la fábrica de Vestas de Villadangos del Páramo (León) a nivel autonómico y estatal

Publicado 06/07/2018 14:11:31CET

LEÓN, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Podemos tratará de elevar a nivel autonómico y nacional el conflicto en la planta de aerogeneradores de la multinacional danesa Vestas, ubicada en Villadangos del Páramo (León), ante la decisión de la empresa de cerrar cuatro de las siete líneas de trabajo.

El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, se ha desplazado hasta León para trasladar a la plantilla de la empresa Vestas, con la que ha mantenido una reunión y ha dado "todo el apoyo" a la formación, a raíz de que los trabajadores se encuentren en riesgo de pérdida de su empleo, según ha informado la formación morada a Europa Press a través de un comunicado.

Fernández ha recordado que la empresa Vestas ha recibido "más de 16 millones de euros de subvenciones públicas", tanto por parte del Gobierno como de la Administración Autonómica. En ese sentido, el secretario autonómico se ha comprometido a la "implicación" de Podemos desde los ámbitos municipal, autonómico y estatal para "apoyar y presionar" con el objetivo de "salvaguardar los puestos de trabajo, garantizar la producción y las condiciones laborales a trabajadores y trabajadores, que no pueden vivir en esta situación de incertidumbre".

En lo que atañe a su persona, Pablo Fernández ha asegurado que se pondrá en contacto con la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, para discutir la problemática. Además, ha anunciado que en septiembre, Podemos desarrollará iniciativas parlamentarias ante las Cortes, aunque en opinión del líder de la formación morada, "no se puede esperar hasta entonces".

En este "momento de apuro e inquietud", Pablo Fernández ha señalado que la problemática de Vestas, que afecta a 600 puestos de trabajo más los de las empresas dependientes, podría tener consecuencias en toda la provincia leonesa y en la Comunidad Autónoma, que no pueden permitirse el "mazazo irreparable" que supondría su desmantelamiento.

La media de edad de la plantilla, según ha señalado el secretario autonómico, es de 40 años, "gente que tiene familia e hipotecas", por lo que la pérdida del empleo sería "muy grave". De esta manera, ha hecho un llamamiento a los políticos de León y a los partidos políticos, para que estén "a la altura" y trabajen "con denuedo" en la resolución del conflicto.

EXTREMA GRAVEDAD

Por su parte, la diputada por Podemos, Ana Marcello, ha hecho hincapié en la situación de "extrema gravedad" que vive la plantilla de Vestas en una semana marcada "por la corrupción". De hecho, ha lamentado que, "dado el perfil de los trabajadores, asentados en la provincia, se ponga en peligro el desarrollo de un proyecto vital digno, lo que puede llevar a la migración".

"No se pueden tolerar más procesos de deslocalización en nuestra tierra", ha afirmado la diputada, ya que conlleva "sangría poblacional y tasas de paro que no son sostenibles". Por ello, en el Congreso de los Diputados Podemos instará al Gobierno para conocer las opciones de recolocación de los trabajadores.

Desde Podemos consideran que las instituciones han sometido a la plantilla de Vestas "al abandono"; por ello exigen al Gobierno Autonómico, a Juan Vicente Herrera y a Pilar del Olmo "que tomen las riendas de la situación" y de ser necesario, acudan "a negociar" con los propietarios del negocio.

En opinión de Fernández, la Junta de Castilla y León "no está haciendo todo lo posible" a pesar de haber puesto "casi cuatro millones de los castellanos y leoneses a subvenciones para esta empresa".

Realidades como ésta reflejan, según el líder autonómico, que "la Comunidad está en manos de las multinacionales con la aquiescencia del Partido Popular; vienen, hacen lo que quieren y se marchan cuando les place", ha criticado.

Contador