El 43% de los padres expone a sus hijos al humo del tabaco en casa, según un estudio

Actualizado 25/11/2009 13:30:00 CET

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 43% de los padres expone a sus hijos al humo del tabaco en casa, a pesar de que el 94,1% de los progenitores fumadores cree que el tabaco es muy perjudicial y el 87,6% asocia tabaco y droga, según una encuesta basada en 1.013 padres, cuyos resultados se han presentado en el XXIX Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), que se celebra en Barcelona.

El 35,2% de los padres era fumador, y de este subgrupo la exposición al humo se producía en el 80% de las familias. Por género, si sólo es fumador el padre el humo está presente en el 59% de casos, mientras que si la fumadora es la madre, en un 74,8%. Si los dos son fumadores, la cifra asciende entonces al 89%.

Según el médico Joan Lozano, integrante del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de semFYC y coordinador del Grupo de Atención Primaria de Abordaje del Tabaquismo (GRAPAT) de la Sociedad Catalana de Medicina de Familia y Comunitaria (CAMFiC), esta actitud de los padres cabe atribuirla a la falta de concienciación y desconocimiento de los riesgos más que al desprecio de la salud de los que les rodean.

"Muchos españoles aún piensan erróneamente que el humo del tabaco sólo es una fuente de molestias o directamente inocuo, lo que muestra la falta de sensibilización que aún queda entre muchos ciudadanos", comenta.

El estudio, realizado en los centros de salud San Juan y Sisinio de Castro de Salamanca, pone de relieve que entre los padres fumadores el 26,8% considera al humo ambiental menos perjudicial que el inhalado y el 73,2%% piensa que ser fumador puede influir en que sus hijos fumen.

Según Lozano, los datos de la encuesta se corresponden con la realidad de los conocimientos que tiene la población en cuanto a las repercusiones del tabaquismo pasivo. "Mientras en el ámbito del tabaquismo activo ya se han conseguido importantes avances, en el caso del pasivo es ahora cuando se están empezando a transmitir a la población los riesgos reales de compartir un aire contaminado por el humo del tabaco".

Los niños no pueden evitar voluntariamente la exposición al aire contaminado por el humo del tabaco y son, por ello, unos de los principales perjudicados.

MÁS CARIES ENTRE NIÑOS EXPUESTOS AL HUMO

Como pone de manifiesto otro estudio presentado en el congreso de Barcelona, la prevalencia de caries aumenta a medida que se incrementa el tiempo de exposición al tabaco. Cuando no fuma ninguno de los dos padres al prevalencia es de 12,4%, aumentando a un 19,3% si fuma uno de los dos y a un 28,3% si lo hacen los dos.

Otras patologías que se pueden presentar con más frecuencia en los niños fumadores pasivos son síndrome tabáquico-fetal, muerte súbita del lactante, enfermedades digestivas y nutricionales, dolencias en las vías respiratorias inferiores, alteración inmunitaria, patología vascular, oncológica y alteraciones neurológicas y psicológicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies