Manuel Barbero: "Cerrar en falso el 'caso Maristes' es un error"

Manuel Barbero
EUROPA PRESS
Publicado 25/02/2018 11:40:57CET

BARCELONA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El padre de una de las víctimas del 'caso Maristes', Manuel Barbero, ha publicado este febrero el libro 'Un silencio a gritos' (Comanegra) donde relata en primera persona los abusos que sufrió su hijo y la cruzada personal que inició para destapar todos los casos y exponerlos públicamente.

Según detalla en la entrevista de Europa Press el hombre que sacó a la luz el mayor escándalo de pederastia en España, espera que la publicación sirva para concienciar a la sociedad sobre qué son los abusos, que también sufrió en su infancia, y sensibilizar a las instituciones y a la clase política.

A la espera de que llegue el señalamiento del juicio contra el pederasta Joaquim Benítez, exprofesor de Educación Física del colegio Maristes Sants-Les Corts, ve "alentador" que la Fiscalía pida 22 años de cárcel.

No llega a entender, sin embargo, "porqué no se investiga más a fondo dónde han ocurrido los hechos, cómo, si alguien lo puedo saber, qué medidas se tomaron, cuántos Benítez se fueron" y señala falta de investigación hacia la congregación y la Fundació Champagnat, propietaria del centro.

"No hemos rozado ni la parte superior y cerrar en falso el caso es un error", critica Barbero, que también denuncia voluntad de la escuela de encubrir los hechos.

"Cuando Maristes denunció en 2011 que tenía un 'posible' caso no era 'posible': Benítez en el despacho de Maristes con su director delante se declaró culpable del delito de abusos", recuerda.

La congregación llegó al punto de intentar callar a las víctimas amenazándolas con el poder de la institución o a través de pactos económicos con sus familiares, que para Barbero éstos no son necesariamente malos si suponen una reparación siempre y cuando "no se proteja al agresor".

"FRUSTRACIÓN" ANTE LA PRESCRIPCIÓN DE DELITOS

El "padre coraje", como le apodó la policía por su contribución a la investigación, lamenta la "frustración" que viven las víctimas que han visto archivadas hasta 43 denuncias a causa de la prescripción de los delitos prevista por la legislación vigente.

Califica de "inaceptable" que después de pedir a los afectados que rompan el silencio y denuncien a sus agresores no se les de una respuesta en forma de investigación, ya sea de carácter judicial o parlamentaria.

A través de sus acciones y su asociación contra la pederastia, Mans Petites, espera que el legislador retome propuestas contra la impunidad de los abusos y anuncia que desvelará en el Parlament de Catalunya, el Congreso de los Diputados y ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) todos los correos electrónicos que le hicieron llegar las víctimas.

Subraya las diferencia con que las autoridades chilenas han actuado contra un caso de abusos que también salpica a los Maristas a pesar de que se trata de un caso con paralelismos: "Allí casi todos los delitos están prescritos y, sin embargo, la Fiscalía ha dicho 'lo vamos a investigar todo'".

Considera que la Fiscalía General del Estado tendría que haber iniciado una investigación conjunta a pesar de las prescripciones porque "las víctimas también son testigos y no se les ha tomado declaración, y ese es el gran error del 'caso Maristes'".

Barbero llegó a hablar con Benítez en dos conversaciones telefónicas y asegura que aún se sentaría delante de él con la esperanza que diga "si verdaderamente lo pillaron, si supo de otros compañeros que hacían lo mismo y si movieron al personal".

No niega que tuvo el impulso de acabar con la vida del pederasta que abusó de su hijo pero después del estallido del caso asegura que "la venganza no es el camino" y prefiere que se haga justicia, ya sea en el ámbito judicial o a través de los medios de comunicación y la sociedad gracias a la denuncia pública.