Ceuta multiplica el importe de multas por no reciclar, sacar la basura a deshora o dejar excrementos de perros en la vía

Basura
EUROPA PRESS
Publicado 14/05/2018 15:39:44CET

CEUTA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea de Ceuta ha dado luz verde este lunes al texto de la nueva Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Residuos que el consejero de Medio Ambiente, Fernando Ramos (PP), elevará a la Cámara autonómica este mes para multiplicar el importe de las multas por no reciclar, depositar las basuras domésticas en los contenedores fuera del horario establecido o no recoger los excrementos de las mascotas en la vía pública, entre otros comportamientos incívicos que pasarán a estar tipificados como infracciones graves.

La nueva norma, a la que ha tenido acceso Europa Press, prevé sanciones de entre 750 y 1.500 euros que hasta ahora no podían superar los 150 por "depositar los residuos fuera del horario establecido; la no recogida de los excrementos sólidos de los animales por sus propietarios o acompañantes; dar de comer a los animales en la vía pública, la manipulación, extracción o rebusca de basuras; utilizar contenedores para residuos para los que no estén autorizados, o no separar o mezclar los residuos cuando esté establecida la modalidad de recogida electiva".

El texto mantiene el horario para depositar residuos en los contenedores normalizados, concretamente, desde las 21,00 horas hasta medianoche entre el 1 de abril y el 31 de octubre y desde las 20,00 horas hasta las 24,00 del 1 de noviembre al 31 de marzo. En los verdes, amarillos y azules no habrá limitación horaria "siempre que no se produzcan molestias a los vecinos colindantes".

Los propietarios o acompañantes de mascotas deberán recoger y evacuar sus excrementos en "bolsas impermeables, perfectamente cerradas, en las papeleras u otros elementos de contención indicados por los servicios municipales". "En todos los casos, cuando queden restos sobre la vía pública, será obligación de quien conduzca el animal recogerlos y tirarlos, incluso limpiando la parte de la vía pública que hubiera resultado afectada", recoge el documento.

Cuando los infractores sean menores de edad los padres o tutores responderán solidariamente del pago de las sanciones derivadas "por no haber evitado como garante la comisión del hecho".

La nueva normativa también prohíbe expresamente arrojar a la calle "todo tipo de residuos, tales como colillas, cáscaras, papeles, envases o embalajes, chicles o cualquier otro desperdicio similar". Igualmente, prohíbe las pintadas en la vía pública sobre "calzadas, medianas, aceras, mobiliario urbano, muros y paredes, etcétera", a excepción de las murales "de carácter artístico" que se realicen con autorización del propietario o de la administración.

Asimismo, el gobierno de Ceuta ha lamentado la escasa "concienciación" de la población para contribuir a mantener más limpio el espacio público y ya ha agotado el margen legal del que disponía para elevar hasta un diez por ciento el presupuesto del servicio público de limpieza y recogida de residuos, que considera "mejorable" y que se adjudicó por 150 millones para diez años prorrogables por otros tantos en 2013.

Contador