Deja un coche en la frontera de Melilla con cinco subsaharianos ocultos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Deja un coche en la frontera de Melilla con cinco subsaharianos ocultos

Actualizado 31/10/2016 12:35:31 CET

MELILLA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un conductor ha dejado abandonado este domingo un coche con cinco inmigrantes y ha huido a la denominada tierra de nadie entre Melilla y Marruecos, tras aprovechar el momento de regreso de cientos de melillenses que pasaron el domingo en Marruecos, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los gemidos primero y las voces de quejas por el dolor que soportaban después que se oían desde el interior del turismo desvelaban la razón de la fuga: la existencia de unos dobles fondos con cinco personas de origen subsahariano, todos ellos varones, dos de ellos jóvenes a los que se harán la prueba de edad para ver si son menores.

Los hechos ocurrieron sobre las 19,00 horas, uno de los momentos de mayor aglomeración de vehículos en la frontera, tratándose de un domingo en el que el puesto de Beni-Enzar funciona a máximo rendimiento, con todos los carriles en funcionamiento, para permitir un acceso ágil a la ciudad de los melillenses que regresan de Marruecos.

Según las citadas fuentes, en ese momento, un vehículo de la marca Kia, nada más recibir la instrucción de poder avanzar tras la señal de Stop que da acceso a la parte española de la frontera, su conductor sorpresivamente paró el coche, descendió con rapidez y se introdujo corriendo de nuevo en la llamada "tierra de nadie" que controlan las fuerzas de seguridad marroquíes entre las filas de los vehículos que aguardaban la cola, sin que hubiera posibilidad de detenerlo para ver el motivo de su acción.

El portavoz ha explicado que, "como se temían los agentes, en el coche había cinco inmigrantes ocultos en dobles fondos, uno bajo el salpicadero y cuatro en la parte trasera". Para saberlo, primero lo percibieron por los gemidos y las voces de quejas que se oían desde su interior, ocultos en diminutos espacios, prácticamente contorsionados.

Fueron necesarias dos dotaciones de bomberos para realizar las labores de rescate, para sacar a los indocumentados, en un caso desarmando la zona de la guantera y cortando la barra de refuerzo del salpicadero con herramientas hidráulicas para auxiliar a uno de ellos y realizar varios cortes en la parte trasera para extraer a los cuatro que se hallaba en ese lugar del turismo. Aunque doloridos, entumecidos y con respiración agitada, todos se encuentran bien.

Las diligencias de esta actuación están siendo llevadas por la Policía Nacional al haberse producido el hecho en la zona bajo su control en la frontera.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies