Charlie Sheen: "Estoy aquí para admitir que soy VIH positivo"

Destacamos

Actualizado 17/11/2015 16:45:18 CET

Charlie Sheen: "Estoy aquí para admitir que soy VIH positivo"

Hollywood, en shock ante la confesión de Charlie Sheen

FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
MENÉAME
GOOGLE +
COMENTARIOS
Actualizado 17/11/2015 17:00:38 CET

   MADRID, 17 Nov. (CHANCE) -

   Tras la controversia generada por nuestro anterior artículo sobre Charlie Sheen, por el que volvemos a reiterar las disculpas que emitimos ayer en las redes sociales, os ofrecemos la última hora de la emblemática estrella de Hollywood donde su familia está siendo su mejor apoyo tras un largo tiempo en el que ha evitado que trascendiera.

   "Estoy aquí para admitir que soy VIH positivo y tengo que poner fin a este ataque, esta andanada de ataques y de medias verdades, muy dañinas ... historias que dicen que estoy poniendo en peligro la salud de los demás, lo que no podría estar más lejos de la verdad".

   Así arrancaba Charlie Sheen la entrevista que ha concedido hace unos minutos al programa Today, que presenta Matt Lauer. El actor de 50 años relató que el diagnóstico se produjo hace cuatro años, después de que sufriera fuertes dolores de cabeza y sudoración durante tres días, que le obligaron a acudir al hospital, donde fue hospitalizado de emergencia. "Pensé que tenía un tumor cerebral. Pensé que todo había acabado. Después de una serie de pruebas y punciones lumbares, toda esa mierda, entraron en la habitación y le dijeron: 'Boom. Aquí está lo que está pasando'. Son tres palabras duras de absorber. Es un punto de inflexión en la vida de uno", señaló el protagonista de Dos hombres y medio.

   La decisión de hacerlo público en televisión se debe a las múltiples extorsiones que recibió de algunas personas de su entorno más cercano a las que confió su estado de salud y admitió haber pagado cantidades millonarias por el silencio, aproximádamente 10 millones de dólares. Entre los que le chantajearon se encontraría una prostituta que habría hecho una foto a su medicación retroviral y amenazó con vendérsela a la prensa.

   En este punto, Lauer le preguntó por qué siguió haciendo uso de la prostitución, a lo que el comediante le contestó que lo hizo por la depresión en la que se vio sumido tras el duro golpe, en una espiral de autodestrucción también de drogas y alcohol.

   Sheen advirtió a todas sus parejas sexuales pasadas y aseguró que solo mantuvo relaciones sexuales de riesgo con dos mujeres, que también fueron advertidas con antelación y bajo el cuidado de su doctor. El hijo de Martin Sheen está convencido de no haber contagiado a nadie y que es momento de mejorar como persona y ayudar a quienes estén en su misma situación. "Si había un hombre en este planeta para contraer esto, que va a ofrecer una cura, ese soy yo", subrayó el intérprete.

"CHARLIE NO TIENE SIDA"

   Para explicar su situación médica real, el ganador de un Globo de Oro estuvo acompañado de uno de sus médicos. "Charlie no tiene sida. El sida es una enfermedad que aparece cuando el virus VIH suprime notablemente el sistema inmunológico y el contagiado es susceptible a los cánceres difíciles y a infecciones. Charlie no tiene ninguno de esos casos, está saludable", declaró el facultativo.

   Una revelación pública delicada, pero muy necesaria según Howard Bragman, el publicista de Hollywood al que habría acudido el equipo del actor para asesorarse sobre la mejor manera de hacer frente a este delicado anuncio. "La entrevista podría suponer mucha empatía hacia él, pero debe estar preocupado por el miedo a demandas por parte de las personas con las que ha mantenido relaciones sexuales. No puede tomarse eso a la ligera", indicaba Bragman.

   Las miradas de muchos medios, como People, se han dirigido en las últimas horas a su último esposa, Brooke Muller, que habría confirmado que ni sus hijos ni ella estarían contagiados. La pareja estuvo casada entre 2008 y 2011 y tuvieron a los gemelos Bob y Max. "Los tres se han realizado la prueba del VIH y todos han dado negativo. Brooke y los niños no se contagiaron del VIH. No significa que Brooke no haya pasado miedo. Ha sido un infierno, sabiendo que el padre de Bob y Max tiene la enfermedad", decía una fuente cercana a la actriz de 38 años. "Ella solamente desea lo mejor a Charlie, y quiere una vida larga, feliz y saludable", subrayaba el mismo informante.

   Sin embargo, no es su exmujer la única que le desea todo lo mejor. También lo hacía Heather Locklear a través de su cuenta de Instagram. "Mi corazón herido. Oraciones por Charlie y su familia", escribía la intérprete de 54 años.

   

My heart hurts. Prayers for Charlie and his family

Una foto publicada por Heather Locklear (@heatherlocklear) el

   

 Aquí la entrevista completa: 

Cargando el vídeo....


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Aceptar