Las gaviotas siguen a los patos para encontrar alimento

Pato común
M. KOWALEWSKI
Actualizado 05/11/2015 13:49:43 CET

   MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las gaviotas han aprendido a seguir a los patos buceadores y coger los mejillones que los patos llevan del fondo a la superficie, una fuente de alimento de otro modo inaccesible para ellas.

   Las gaviotas son uno de los grupos más adaptables de aves, capaz de explotar una amplia variedad de recursos alimenticios y responder a las nuevas oportunidades y un estudio publicado en 'The Auk: Ornithological Advances' documenta este comportamiento no reconocido previamente en las gaviotas Arenque ('Larus michahellis') y Mew ('Larus canus') en una laguna salobre en la frontera entre Alemania y Polonia.

   Los patos invernantes en la laguna Szczecin se sumergen hasta el fondo para alimentarse del mejillón cebra, trayendo grupos de mejillones a la superficie y normalmente perdiendo fragmentos en el proceso.

   Para determinar si las gaviotas en la laguna se aprovechan de esto o si su presencia mientras que los patos buscan alimento es sólo una coincidencia, Dominik Marchowski, de la Universidad de Szczecin, en Polonia, y sus colegas observaron el comportamiento de las aves entre octubre de 2013 y noviembre de 2014, viendo tres especies de pato --el porrón común ('Aythya ferina'), porrón moñudo ('A. Fuligula'), y porrón bastardo ('A. Marila')-- mediante telescopios terrestres.

   Los investigadores grabaron la intensidad con la que los patos estaban buscando alimento y si alguna gaviotas estaban presentes, y también recogieron comida regurgitada de gaviota para confirmar qué estaban comiendo. Cuantos más patos en una bandada estaban buscando alimento, era más probable que hubiera gaviotas presentes.

   El comportamiento de las gaviotas hacia los patos era de dos tipos: recogieron fragmentos de mejillón que los patos perdieron, una especie de simbiosis llamada comensalismo, o robaron fragmentos de los patos directamente, lo que se llama cleptoparasitismo, ambos permitiendo a las gaviotas tener acceso a los alimentos que no habrían podido llegar de otra manera. El análisis de Pellet confirmó que la dieta de las gaviotas en la laguna cambia dramáticamente cuando los patos se presenta para el invierno, pasando de estar compuesta mayoritariamente de peces a una mayoría de mejillones.

   "Las gaviotas estaban inicialmente marginadas en nuestra investigación. Inicialmente, su interacción con los patos parecía obvia, pero después de analizar la literatura disponible, resultó que se sabe poco sobre ella --dice Marchowski--.

   El estudio marginal se convirtió en importante y desarrollamos exámenes de comportamiento de aves y un análisis de regurgitaciones para confirmar la magnitud del fenómeno. En nuestra opinión, estos estudios muestran que vale la pena ver el comportamiento aparentemente obvio de las aves más de cerca, porque pueden ocultar interacciones interesantes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies