La sonda Galileo detectó géiseres en la luna Europa sin advertirlo

 Luna Europa
NASA / JET PROPULSION LAB-CALTECH / SETI INSTITUTE
Publicado 14/05/2018 17:51:44CET

   MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   Datos recogidos por la sonda Galileo en 1997 han proporcionado ahora evidencia 'in situ' de una pluma que emerge en la luna helada joviana Europa, y que avala que hay un océano global en su interior.

   Se cree que la superficie helada de la luna Europa de Júpiter, se encuentra sobre un océano global. Las firmas en algunas imágenes del Telescopio Espacial Hubble se han asociado con supuestos géiseres de agua que se elevan por encima de la superficie de Europa han proporcionado soporte para la teoría del océano.

   Sin embargo, todas las detecciones telescópicas informadas se realizaron al límite de sensibilidad de los datos, lo que exige una búsqueda de firmas de géiser en las mediciones in situ.

   En el nuevo estudio, ciéntificos liderados por Xianzhe Jia, del departamento de Ciencias del Clima y el Espacio en la Universidad de Michigan en Ann Arbor, reportan en Nature Astronomy evidencia in situ de un géiser en Europa por su efecto en el campo magnético y las observaciones de ondas de plasma adquiridas en el encuentro más cercano de la sonda Galileo con esta luna, el 21 de diciembre de 1997.

   Durante este sobrevuelo, que cayó por debajo de 400 kilómetros de altitud, el magnetómetro registró aproximadamente 1.000 kilómetros de escala de rotación de campo y una disminución de más de 200 nt de magnitud de campo, mientras el instrumento Plasma Wave Spectrometer registró intensas emisiones de ondas localizadas indicativas de un breve pero sustancial aumento en la densidad del plasma.

   El estudio muestra que la ubicación, duración y variaciones del campo magnético y las mediciones de ondas de plasma son consistentes con la interacción del plasma corrotante de Júpiter con Europa si una pluma con características inferidas de las imágenes del Hubble estaba erupcionando desde la región de las anomalías térmicas de Europa. Estos resultados proporcionan una fuerte evidencia independiente de la presencia de géiseres en Europa, concluyen los investigadores.

Contador