CEAR reclama asistencia letrada para los polizones que llegan al puerto de Valencia

Actualizado 22/10/2010 16:56:28 CET

VALENCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha reclamado asistencia letrada para los polizones que llegan al puerto de Valencia. La entidad ha explicado que el pasado miércoles se conoció la llegada a Valencia de un buque con un polizón de nacionalidad somalí a bordo.

Este buque presuntamente procede de Costa de Marfil y ya ha realizado una escala en la Spezia (Italia). CEAR se ha comunicado con la Delegación de Gobierno en el País Valenciano, el Colegio de Abogados de Valencia y el Ministerio del Interior para garantizar la asistencia letrada a esta persona.

La entidad ha explicado en un comunicado que con ésta son ya tres los buques que en las últimas semanas han llegado al puerto de Valencia con polizones que "no han podido contar con asistencia letrada, a pesar de la disponibilidad del turno de oficio del Colegio de Abogados y de la propia CEAR".

En opinión de esta organización, "la situación de especial vulnerabilidad de estas personas, tras una prolongada travesía en condiciones extremas, debería bastar para que se les pueda atender desde el punto de vista social y legal de forma inmediata".

CEAR ha explicado que la instrucción del 9 de marzo de 2002, de la Delegación del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración, sobre tratamiento de polizones extranjeros, "garantiza una asistencia letrada y social de los extranjeros que llegan en estas condiciones".

Asimismo, ha advertido de que "autorizar el acceso sólo cuando el polizón manifiesta de una manera expresa su intención de entrar o solicitar asilo en España, además de hacer muy difícil que se produzca en la práctica por las dificultades idiomáticas y el deterioro psicológico sufrido tras un prolongado encierro, puede provocar situaciones dramáticas como las vividas en los últimas semanas en el puerto de Valencia".

Del mismo modo, ha señalado que "una interpretación rigurosa de esta normativa, como la que ha venido aplicándose en los casos recientes, podría conducir a la absurda conclusión de que estas personas se esconden en los buques sin la intención de desembarcar en un puerto que les ofrezca seguridad o que les abra nuevas perspectivas a sus vidas".

Por todo ello, CEAR reclama a las autoridades una intervención "urgente" para garantizar la asistencia letrada en el caso que se ha conocido, "máxime cuando se trata de una persona de nacionalidad somalí que, con toda probabilidad, podría ampararse en alguna de las figuras de protección internacional que ampara la ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria", ha comentado.