Cultura comienza un estudio sobre el gótico internacional de València con un retablo expuesto en un museo de Londres

Contador
Retablo de San Jorge del Centenar de la Ploma en el Victoria & Albert Museum
GVA
Publicado 22/11/2017 16:44:22CET

VALÈNCIA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, a través del Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación (IVCR+i), está desarrollando un estudio sobre los pintores del gótico internacional que realizaron sus obras de arte en València. Para ello, los técnicos del IVCR+i se han desplazado hasta el Victoria and Albert Museum en Londres, donde se encuentra el retablo de San Jorge del Centenar de la Ploma

Este retablo, según ha informado la Generalitat en un comunicado, es una de las obras más representativas de este periodo pictórico. El equipo se compone de un físico, un químico y dos restauradoras, además del soporte técnico del V&A.

A finales del siglo XIV, la ciudad de València se convirtió en una de las urbes "más importantes" de la Corona de Aragón, un hecho que atrajo a artistas internacionales como Pere Nicolau, Andrés Marçal de Sas, Starnina y Johan Utuvert, que pudieron desarrollar su trabajo en la capital del Turia. Durante esta época, se creó cierta competencia entre los pintores por realizar las obras más bellas e importantes, lo que convirtió a València en una de las capitales del gótico internacional.

La investigación, que está desarrollando el IVCR+i en colaboración con el Instituto de Ciencia de los Materiales de la Universitat de València (ICMUV), tiene como objetivo realizar un estudio comparativo de pintores del gótico internacional que desarrollaron su actividad en València en esa época, a través de los materiales y las técnicas empleados.

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, junto con la subdirectora de IVCR+i, Gemma Contreras, ha visitado el retablo que se expone en una de las salas del museo londinense y ha conocido de primera mano el trabajo que están realizando los técnicos de arte en este retablo, que es una obra fundamental para la historia del arte valenciano. Amoraga y Contreras han estado acompañadas por el agregado cultural de la Embajada española en Londres, Miguel Oliveros.

Amoraga ha anunciado que IVCR+i y el Victoria and Albert Museum han acordado restaurar la prelada del retablo. Tanto ella como Contreras han mostrado su satisfacción por esta colaboración, que "nos sitúa en la primera línea de las técnicas de restauración e investigación en patrimonio cultural", ha indicado la directora general.

UNA OBRA FUNDAMENTAL PARA LA HISTORIA DEL ARTE VALENCIANO

El retablo del Centenar de la Ploma tiene unas dimensiones de 6,60 por 5,50 metros y está atribuido inicialmente a Miguel Alcañiz, Marçal de Sax y otros.

Está formado por cinco calles donde la central expone la lucha de san Jorge contra el dragón ante la princesa; arriba, la batalla del Puig de 1237, y en la cimera, la coronación de la Virgen y Cristo sentado en majestad dominando la composición del conjunto. En las calles laterales se sitúan dieciséis escenas alusivas a la leyenda de san Jorge, coronadas por las cuatro figuras de los evangelistas.

En las entrecalles se disponen 24 profetas, la mayoría identificados por una cartela, y en el guardapolvo los 12 apóstoles, alternados con el emblema de la cruz de san Jorge y una ballesta. Finalmente, en la prelada se representan diez escenas de la Pasión de Cristo, a falta de una parte central desaparecida.

ANÁLISIS BASADO EN TÉCNICAS NO INVASIVAS

La metodología de análisis que está desarrollando el IVCR+i está basada en técnicas no invasivas, principalmente la fluorescencia de rayos X, mediante un equipo portátil desarrollado por el ICMUV que permite conocer la composición química elemental de los pigmentos sin necesidad de toma de muestra. Además, se realizarán fotografías infrarrojas (IR) y se tomarán algunas micromuestras para estudiar por estratigrafía los diferentes estratos de la capa pictórica.

Las tareas de investigación se realizan sobre la parte izquierda del retablo, que nunca ha sido estudiado hasta el momento, puesto que el análisis que realizó en 1970 el conservador del Victoria and Albert Museum se centró en la parte derecha.

El retablo debe su nombre a la milicia urbana creada en 1365 por Pedro IV el Ceremonioso, que era conocida como el Centenar de la Ploma porque el centenar de ballesteros encargados de la salvaguarda de la ciudad de València iban vestidos de hábito blanco con una cruz de San Jorge y ornamentaban su cabeza con una pluma de garza.

El estudio del gótico internacional que realiza el IVCR+i se completa con el análisis de otras obras coetáneas, que son: el retablo de la Santa Cruz, de Miguel Alcañiz; el retablo de fray Bonifacio Ferrer, de Gherardo Starnina, y el retablo de San Miguel Arcángel, de Jaume Mateu, todas ellas en el museo de Bellas Artes de València; el retablo de San Jorge, de Berenguer Mateu, en el museo Municipal de Jérica, e Incredulidad de Santo Tomás, de Marçal de Sax, y el retablo de San Miguel, de Vicent Maçip, ambos en el museo Catedralicio de València.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies