Dos mujeres y una niña, operadas por la unidad de cirgugía reconstructiva de mutilación genital

Comisión de seguimiento del protocolo contra la Mutilación Genital Inter
GVA
Actualizado 03/02/2017 17:02:04 CET

VALENCIA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Referencia para la Cirugía Reconstructiva de la Mutilación Genital Femenina en el Hospital Universitario Doctor Peset, creada en junio de 2016, ha intervenido ya a dos mujeres de 27 y 35 años procedentes de Mali y Nigeria, respectivamente, y a una niña senegalesa de 11 años.

En breve está previsto operar a una mujer de Burkina Faso que debe ser intervenida en el segundo trimestre de embarazo porque el tipo de mutilación que se le practicó (de tipo IIIA o infibulación, con cierre casi total de la entrada vaginal) podría ocasionar muchas complicaciones en el parto tanto para la madre como para el bebé. Además, hay 4 mujeres más pendientes de iniciar todo el proceso.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, se ha reunido con la comisión para el seguimiento del Protocolo de Actuación Sanitaria ante la Mutilación Genital Femenina (MGF) en la Comunitat Valenciana, para conocer todas las actuaciones que se están llevando a cabo en el ámbito sanitario para prevenir, detectar precozmente y tratar las secuelas de esta práctica.

"Hace ahora un año, coincidiendo con la proximidad del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, se constituyó un grupo de trabajo multidisciplinar con el objetivo de elaborar un protocolo de actuación sanitaria que pudiéramos utilizar para abordar de manera integral la MGF, desde la detección precoz y la prevención hasta la cirugía reconstructiva y seguimiento clínico y psico-sexual en mujeres que han sufrido una ablación, t todo ello dentro del sistema sanitario público valenciano", ha explicado.

Después de un año de trabajo, ha dicho, se han dado "grandes pasos en esta lucha contra una práctica que constituye una violación de los derechos humanos y un acto de violencia de género que no sólo conlleva disfunciones sexuales y reproductivas, sino que supone un riesgo para la salud integral de mujeres y niñas, como destaca la OMS".

Asimismo, a finales de junio de 2016 se designó la Unidad de Referencia para la Cirugía Reconstructiva de la MGF en el Hospital Universitario Doctor Peset que, junto a los centros de salud sexual y reproductiva, ofrece atención psico-sexual y quirúrgica a las mujeres y niñas que han sufrido una ablación para lograr un tratamiento integral de todas las secuelas.

Aparte de las mujeres ya intervenidas, ha proseguido Montón, "gracias a la sensibilización de los profesionales y a la difusión en los medios de comunicación se han identificado más casos de mujeres y niñas que desean apoyo y tratamiento".

Por ello, ha animado a que llamen al 961622416 y soliciten la información que necesiten. "Somos conscientes de que el daño genital es sólo lo visible, la punta del iceberg, y por desgracia, en la mayor parte de los casos, hay un daño psicólogico y un conjunto de vivencias traumáticas que hay que afrontar junto con un apoyo psico-sexual a la pareja", han apuntado las doctoras Reyes Balanzá y Melisa Darocas, del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Doctor Peset.

PREVENCIÓN Y TERAPIA

La Comunitat Valenciana es la primera autonomía que aborda el protocolo desde un punto de vista tanto preventivo como terapéutico, incluyendo la cirugía reconstructiva y la atención psicológica y sexual, ha señalado Montón.

Actualmente desarrollan esta labor de agentes de aalud Basile Pare y Aminata Soucko, quienes en su país de origen también han llevado a cabo talleres de formación sanitaria y promueven el programa de prevención y sensibilización ante la MGF.

Según los datos de Sanidad, en la Comunitat residen un total de 5.429 mujeres y niñas que proceden de 23 países donde la mutilación genital está generalizada. De ellas, 1.268 son menores de 15 años y están en riesgo potencial de ser sometidas a esta práctica.

El Protocolo de Actuación Sanitaria ante la Mutilación Genital Femenina (MGF) en la Comunitat Valenciana ya se ha activado en dos ocasiones para realizar el seguimiento de dos niñas nacidas de madres mutiladas y evitar que en un futuro puedan ser víctimas de cualquier tipo de mutilación.