El metal arranca 2018 con un repunte del 4,1% en actividad pero prevé bajas expectativas para los próximos meses

Planta de Ford en Almussafes
FORD - Archivo
Publicado 14/06/2018 17:09:56CET

VALÈNCIA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sector del metal ha arrancado 2018 con un repunte de su actividad productiva del 4,1 por ciento y 10.000 empleos más respecto al primer trimestre del año anterior, según el Informe de Coyuntura del sector metalmecánico de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval), aunque las empresas muestran "cautela" ante las "bajas expectativas" para los próximos meses debido a los altos costes laborales, la falta de personal cualificado y de financiación autonómica.

En contraste con ese repunte, las exportaciones han sufrido un receso del 7,33%, lo que denota que el sector exterior, motor del crecimiento de la industria del metal en los últimos años, "empieza a mostrar signos de agotamiento", ha destacado en un comunicado.

A esta caída, se suma el deterioro de las expectativas de los empresarios que dan una nota media a su actual situación, de 6 sobre 10, frente al 6,9 del último trimestre de 2017, valoración que sólo mantienen las empresas del comercio del metal, frente al 5,9 de las industriales e instalaciones y un 5,6 de las empresas de venta y reparaciones de automóviles.

Los motivos son los altos costes laborales, la débil demanda interior, la escasa financiación autonómica, así como la falta de personal cualificado. "Aunque los organismos económicos nacionales e internacionales auguran un clima de crecimiento estable para nuestro país, es evidente que la incertidumbre política, el Brexit, los separatismos y las medidas proteccionistas de Trump están pasando factura a nuestras empresas", ha apuntado el presidente de Femeval, Vicente Lafuente.

Según Lafuente, "habrá que ver la evolución en los próximos trimestres para determinar si es un efecto coyuntural o si se trata de una tendencia más estructural". En términos interanuales el crecimiento de la actividad productiva del metal de la Comunidad Valenciana, con un 4,1%, fue superior al 3,4% alcanzado por la media española.

SUBSECTORES

Por subsectores, destaca el "notable" incremento del 51,2% del material y equipo eléctrico y electrónico, frente a los descensos del -8,5% del material de transporte, un -3,5% en maquinaria y equipo mecánico y -2,3% en la metalurgia y fabricación de productos metálicos.

Según el informe de Femeval, el metal registró un total de 196.374 ocupados en este primer trimestre. Si bien se ha mantenido el crecimiento en términos anuales con un 5,4% más de empleos, se produjo un leve recorte de 2.000 puestos de trabajo respecto al cierre de fin de año.

En la industria el número de personas ocupadas creció hasta alcanzar las 99.774 frente a los 98.426 de diciembre de 2017. Esta subida se contrarresta con los descensos de 1.700 empleos en la venta y reparación del automóvil (en total 33.500 trabajadores), de 1.600 en las instalaciones eléctricas, de fontanería y otras instalaciones de construcción (33.100) y de tan solo 100 en el comercio al por mayor que cuenta con 30.000 trabajadores.

El informe de la patronal del metal indica que las exportaciones del metal representan el 37% del total de las realizadas en la Comunidad Valenciana. Y la cifra de negocio alcanzada fue de 2.997 millones de euros en el primer trimestre, lo que en términos absolutos supusieron un descenso del 7,33% respecto al mismo periodo de 2017.

Sobre los productos exportados destaca la consolidación como destinos de Turquía y Francia, frente a la disminución a Gran Bretaña, Estados Unidos y México.

En cuanto a las expectativas para el segundo trimestre de 2018, "son cautas como lo denota el salto de un clima laboral optimista de 73 del pasado trimestre a uno neutro de 50". La estimación en cuanto a empleo también acusa una caída al situarse en 51 puntos a la que se suma la previsión de evolución de las inversiones que se sitúa también en 50.