Estrellas de cuento pero... 'No tan felices'

Manuel De Los Galanes Reinterpreta Los Cuentos Clásicos
EUROPA PRESS
Actualizado 12/12/2011 15:00:41 CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El artista Manuel de los Galanes reinterpreta por segunda vez los cuentos clásicos a través de rostros cinematográficos españoles en la muestra fotográfica 'No tan felices'. Actores como Marisa Paredes, Juan Diego o Ariadna Gil protagonizan esta exposición, con la que se inaugura en Madrid el espacio multidisciplinar Unonueve, de EFTI.

Aunque la primera interpretación de los relatos infantiles que realizó en 2006 tenía el mismo "leitmotiv", en esta ocasión, De los Galanes destaca la búsqueda del "origen y la auténtica verdad" de estos cuentos, en los que tienen cabida emociones como "el amor, el terror o la lujuria", según ha explicado este lunes en declaraciones a Europa Press.

Clásicos como 'La Cenicienta', 'Rapunzel', 'La bella y la bestia', 'La bella durmiente', 'La cerillera', 'El soldadito de plomo', 'Alicia en el país de las maravillas', 'Blancanieves', 'Barba azul', 'Pinocho' o 'El traje nuevo del emperador' se visten con "más libertad" en fotografías de casi dos metros, en las que se muestra la profundidad del significado con el que fueron concebidos.

Estas historias, que fueron creadas para "estimular", "han mutado con el tiempo", cuenta De los Galanes. Su transmisión siempre fue oral, hasta que Perrault, en Francia, y los hermanos Grimm, en Alemania, realizaron sendas adaptaciones. Ya en el siglo XX, Disney fue el "visionario" que reinterpretó esas historias, "dulcificándolas para dirigirse a un público infantil".

Entre los nombres escogidos para encarnar las narraciones más famosas del legado popular destacan Ariandna Gil, Juan Diego, Lluis Homar, Marisa Paredes, Paula Echevarría, Kira Miró, Blanca Suárez, Carlos Bardem, María Pujalte, Javier Cámara, Blanca Portillo o Paco León.

Además, los actores Alejo Sauras, Miguel Ángel Silvestre, María León, Dafne Fernández, Sergio Mur, Ana Rujas, Natalia Verbeke, Martín Rivas, Ana María Polvorosa, Ruth Nuñez, Patricia Montero, Manuela Vellés, Alex Barahona, Antonio Hortelano, Michelle Jenner, Joel Bosqued y Natasha Yarovenko completan el reparto de esta muestra.

El artista aún se pregunta cómo consiguió reunir a tantas caras conocidas en una misma exposición. Sin embargo, aunque parece imposible, confiesa que consiguió sin problemas a todas aquellas personas con las que había soñado en sus bocetos. "No puede haber un Barb Azul mejor que Lluis Homar", señala.

RECUPERAR LA VERDAD DE LOS CUENTOS

El proceso de gestación de sus obras siempre sigue las mismas pautas. Primero ha de haber un "chispazo" en la cabeza y, después, surge el boceto, que suele ser "el bueno y definitivo". "El primer trazo, el que sale directamente del corazón, suele ser una diana plena", explica.

En la muestra 'No tan felices', recupera un enfoque romántico, oscuro y "profundamente poético", aunque matiza que también hay un claroscuro. "Era importante respetar esa oscuridad del alma que tienen estas historias, aunque sin por ello perder la luz y el color. En los momentos más oscuros seguimos estando rodeados de luz, debe haber un equilibrio", indica.

La moraleja que todo el mundo conoce de estos cuentos surge a partir del siglo XVI. Antes, había "vida, pasión y fuerza", cuenta De los Galanes. "Casi todas las historias antiguas beben de la línea del matriarcado, son ellas las protagonistas absolutas y el hombre está de adorno", añade.

En este sentido, cita a Caperucita Roja, encarnada por Blanca Suárez en esta exposición, uno de los cuentos más difíciles de adaptar para los hermanos Grimm. "Ella enardecía la bandera de la libertad femenina, bebe directamente del mito de Diana cazadora de los griegos, quien se basta y se sobra, porque no necesita que ningún hombre le salve", recalca.

Sin embargo, cuenta el artista, "cuando los cristianos comenzaron a ampliar filas la figura de la mujer fue más sometida", a lo que se unieron los cambios de las modas literarias, por lo que finalmente "se quitaron 15 años a Caperucita y nació la necesidad de salvación por parte de un adulto".