Cien años de soledad cumple 50 años: 15 frases imborrables de la obra de Gabriel García Márquez

 

Cien años de soledad cumple 50 años: 15 frases imborrables de la obra de Gabriel García Márquez

Cien años de Soledad cumple 50 años
EUROPA PRESS
Actualizado 05/06/2017 19:53:32 CET

MADRID, 4 Jun. (EDIZIONES) -

El 5 de junio de 1967 se publicaba por primera vez, en Buenos Aires, una de las obras más importantes de la literatura en castellano: Cien años de soledad. La obra del escritor colombiano Gabriel García Márquez, que recibió el Premio Nobel de literatura en 1982, traspasó fronteras desde su lanzamiento y, con el paso de los años, fue marcando generación tras generación convirtiéndose en novela de referencia para cientos de millones de lectores y en un clásico imprescindible de la literatura.

Fe de su enorme legado son los más de 30 millones de ejemplares que se han vendido hasta la actualidad, así como el hecho de que haya sido traducida a 35 idiomas. La historia de la familia Buendía atrapa al lector desde la primera línea, y a partir de entonces Márquez hace gala de un excelso lenguaje con frases que ya han quedado marcadas para la posteridad.

García Márquez está relacionado de manera inherente con el realismo mágico, movimiento literario del que Cien años de soledad es, sin duda, una obra cumbre. Crónica de una muerte anunciada (1981) y El amor en los tiempos del cólera (1985) son algunos de los títulos posteriores igualmente irrenunciables del autor.

Con motivo del 50º aniversario de la publicación de Cien años de soledad, en Europa Press repasamos 10 frases fundamentales de esta obra maestra. Un paseo por el pueblo de Macondo para honrar la memoria de Gabriel García Márquez y recordar, una vez más pero nunca la última, la magia de su puño y letra.

1. "Uno no se muere cuando debe, sino cuando puede".

2. "Terminó por perder todo contacto con la guerra. Lo que en otro tiempo fue una actividad real, una pasión irresistible de su juventud, se convirtió para él en una referencia remota: un vacío".

3. "Llegaron a sospechar que el amor podía ser un sentimiento más reposado y profundo que la felicidad desaforada pero momentánea de sus noches secretas".

4. "La soledad le había seleccionado los recuerdos, y había incinerado los entorpecedores montones de basura nostálgica que la vida había acumulado en su corazón, y había purificado, magnificado y eternizado los otros, los más amargos".

5. "El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad".

6. "Ella encontró siempre la manera de rechazarlo porque aunque no conseguía quererlo, ya no podía vivir sin él".

7. "Se sintió olvidado, no con el olvido remediable del corazón, sino con otro olvido más cruel e irrevocable que él conocía muy bien, porque era el olvido de la muerte".

8. "La ciencia ha eliminado las distancias, pregonaba Melquíades. Dentro de poco, el hombre podrá ver lo que ocurre en cualquier lugar de la tierra, sin moverse de su casa".

9. "Tenía la rara virtud de no existir por completo sino en el momento oportuno".

10. "Demasiado tarde me convenzo que te habría hecho un gran favor si te hubiera dejado fusilar".

11. "Se disparó un tiro de pistola en el pecho y el proyectil le salió por la espalda sin lastimar ningún centro vital. Lo único que quedó de todo eso fue una calle con su nombre en Macondo".

12. "La guerra, que hasta entonces no había sido más que una palabra para designar una circunstancia vaga y remota, se concertó en una realidad dramática".

13. "Nadie debe conocer su sentido mientras no hayan cumplido cien años".

14. "No entendía cómo se llegaba al extremo de hacer una guerra por cosas que no podían tocarse con las manos".

15. "El llanto más antiguo de la historia del hombre es el llanto de amor".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies