Fernando Ónega publica 'Qué nos ha pasado, España', una crónica de los últimos 40 años: "Hemos cambiado para mejorar"

El periodista Fernando Ónega
PENGUIN RANDOM HOUSE
Publicado 26/05/2017 13:21:23CET

   MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   El periodista y escritor Fernando Ónega publica su último libro, 'Qué nos ha pasado, España?', una crónica de "la mayor transformación política, social y económica" de la historia del país. "Necesitamos esa visión global para entendernos a nosotros mismos, como sociedad y como país. Y para entender por qué hemos cambiado para mejorar, pero también por qué hay un fondo de desencanto", asegura.

   Según explica Fernando Ónega (Mosteiro, Lugo, 1947), en una entrevista concedida a Europa Press, a lo largo de sus 404 páginas, el lector hallará el reportaje de lo que el periodista ha venido a llamar 'la revolución de los 40 años'.

   "Ha sido una revolución hecha a veces por iniciativa del poder y casi siempre por el empuje de la sociedad. Y creo que es apasionante, porque en estos 40 años España derrotó al terrorismo, acabó con el golpismo militar, arrinconó la miseria, cambió de moneda, cambió de rey, supo vivir en libertad. Y mucho más", señala el veterano periodista.

   Ónega se decidió a escribir este libro el pasado verano porque "hay muchos y excelentes estudios parciales de este periodo; pero no hay ninguno que aporte una visión global y con testimonios de algunos de sus protagonistas". "Y creo que necesitamos esa visión global para entendernos a nosotros mismos, como sociedad y como país. Y para entender por qué hemos cambiado para mejorar, pero también por qué hay un fondo de desencanto", apostilla.

   "Me dirijo a todos aquellos que sientan alguna curiosidad por nuestra historia reciente o la quieran recordar, con sus memorias y sus emociones. Entiendo que puede interesar a los jóvenes para saber qué país hicieron sus padres y que puede interesar a los padres y abuelos para revivir lo que ellos han protagonizado", ha manifestado el periodista gallego.

   Preguntado sobre si, en su opinión, son de justicia las críticas hacia la Transición por parte de ciertos sectores de la política y la sociedad, Fernando Ónega reconoce la legitimidad de "toda crítica", pero añade que lo que "muchos" no aceptan --entre los que el periodista se incluye-- es "la mentira de decir que el abrazo histórico de las dos 'Españas' enfrentadas ha sido un apaño de media docena de personas".

   "Lo injusto es no reconocer la generosidad de la izquierda y la derecha para renunciar a sus propias convicciones para hacer un país habitable por todos. Y lo peligroso es lo que quizá se esconde detrás de esa negación de la transición: el deseo de acabar con el sistema que nos hemos dado, segando las bases de su construcción", avisa el autor.

"UN LEJANO TROZO DE HISTORIA" PARA LOS JÓVENES

   En este sentido, Ónega cree que los jóvenes "no tienen por qué conocer ni compartir los sentimientos de esa época, porque no la han vivido" y agrega que, para ellos, se trata de "un lejano trozo de historia, cada día un poco más lejano". "Están seducidos por quienes tratan de demolerlo. Han vivido siempre en democracia y piensan que eso es lo normal en este país. No censuro la falta de pedagogía. Censuro la manipulación partidista y la falsificación", ha subrayado.

   De la lectura de 'Qué nos ha pasado, España', su autor opina que se puede extraer la conclusión, "que se ha convertido en tópico", de que la Transición ha sido el periodo de "mayor libertad y prosperidad de la historia".

   No obstante, el periodista tiene otras conclusiones personales. "Hemos cambiado para bien, pero con algunas reservas: siguen y a veces se incrementan las desigualdades; no hemos sabido hacer lo que pedía Ortega, un proyecto ilusionante de vida en común, y de ahí viene la desafección de Cataluña... Pero, qué diablos, este es un país en el que vale la pena vivir", matiza.

   Por otro lado, Ónega se ha referido a la situación política de la España actual y ha advertido de que la "democracia está, como las personas, en 'la crisis de los 40'" en un momento en el que "todo está a revisión: el propio sistema representativo, los partidos políticos tradicionales, los partidos políticos nuevos, una clase dirigente intelectualmente empobrecida, la conexión entre poder político y poder económico, el concepto de Nación española...". "En las crisis, decía Gramsci, lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. En esa situación estamos, con agentes nuevos y gestores viejos", ha apuntado.

   En este contexto, el periodista sí cree en la reconciliación de la ciudadanía española con la clase política. "Por creer, creo, cómo no voy a creer. 'Fe, es creer lo que no vimos', decía el Catecismo del Padre Astete", ha declarado Ónega, para después añadir que "la clase política tiene que poner mucho de su parte".

   "Tiene que arrinconar la corrupción, en primer lugar. Tiene que tener más proximidad a la vida ciudadana. Tiene que demostrar más sensibilidad ante los problemas concretos. Tiene que ser menos endogámica y más abierta. Y, si las encuestas la siguen considerando el tercer problema de España cuando debía ser la primera solución, se lo tiene que hacer mirar", ha manifestado.

   Fernando Ónega ha sido director de prensa de la Presidencia del Ejecutivo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez. En el ejercicio de su profesional, ha dirigido el equipo de la Cadena SER que retransmitió el golpe de Estado del 23-F, el 'Diario Ya', los servicios informativos de la SER y de la COPE y fue en dos ocasiones director general de Onda Cero. En la actualidad, escribe opinión para 'La Voz de Galicia' y 'La Vanguardia' y colabora diariamente en las mañanas de Onda Cero y TVE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies