BilbaoCentro organiza una "suelta" de libros el próximo lunes como parte de su campaña por el fomento de la lectura

Actualizado 22/10/2009 20:20:26 CET

BILBAO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación BilbaoCentro y los 500 comercios asociados del distrito del centro de la ciudad han organizado, para el próximo lunes, una "suelta" de libros como parte de su campaña por el fomento de la lectura.

Los volúmenes que repartirán por el centro de Bilbao, casi medio centenar de títulos diferentes de narrativa y poesía y cuentos infantiles en euskera, seguirán la senda iniciada por los pitufos hace año y medio y estarán a disposición de los ciudadanos que deseen recogerlos.

Esta iniciativa, llamada "Libros Libres", tiene como objetivo fomentar la lectura en la Villa e iniciar "una cadena por la cultura, en la que participan todo tipo de comercios, autores y los propios lectores, que dure mucho tiempo", informaron desde la asociación.

Además de este 'bookcrossing' o 'suelta' de libros por las calles, BilbaoCentro colocará en algunos establecimientos comerciales de Indautxu cajetines con libros. Los consumidores podrán llevárselos consigo si lo desean, sin necesidad de apuntarse a nada, ni de pagar por ellos, sólo con el compromiso de devolverlos a cualquiera de las tiendas asociadas a la iniciativa una vez leídos, para que otros lectores puedan hacer lo mismo.

A la iniciativa "Libros Libres" se han sumado ya los escritores Seve Calleja, Alex Oviedo, Oscar Alonso, Beatriz Celaya y Mikel Varas, que donaron un ejemplar de una de sus obras durante la presentación de esta actividad.

A estos autores se les suman libros como "Avalon", de Massimiliano Tonelli; "La trama Fibonacci", de Karmelo Gañán; "La isla perdida, La Pirámide Escarlata y otros relatos de literatura fantástica, ciencia ficción y terror, y Relatos de misterio y terror en el mar", de J.C.M. Lanáu; "Los extranjeros", "Inviernos" y "El arrepentido", de Ricardo Cayón, "Dos gaviotas visitan Bilbao", de Alfredo Alonso; y "Las horas inmediatas", de José Félix Martínez.

Además de fomentar la lectura, la Asociación BilbaoCentro espera que esta iniciativa contribuya a que los consumidores "vean que un comercio de proximidad es mucho más que una tienda, que es un lugar en el que intercambiar algo más, un punto de encuentro, un espacio que se adapta a los cambios y que innova para seguir estando cerca".