Conserveras vascas, Consorcio Bilbao Bizkaia, URA y Azti trabajan en un plan para reducir vertidos de pymes alimentarias

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Dentro del proyecto europeo Live Vertalim

Conserveras vascas, Consorcio Bilbao Bizkaia, URA y Azti trabajan en un plan para reducir vertidos de pymes alimentarias

Publicado 06/10/2016 15:28:52CET

Se busca eliminar en origen de un 30% de los vertidos de las conserveras y reducir un 10% de la pérdida de proteína pesquera

BILBAO, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de conserveras vascas, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, la Agencia Vasca del Agua (URA) y Azti trabajarán conjuntamente para solventar la problemática que generan los vertidos de las pymes alimentarias e integrar, de forma controlada, sus aguas residuales en el sistema de saneamiento urbano.

Según ha informado el Consorcio vizcaíno, esta iniciativa se desarrolla en el marco del proyecto europeo Life Vertalim, está cofinanciada por la UE y URA, liderada por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y coordinada por Azti, y cuenta con la participación de Ceit-IK4 y las empresas conserveras Aguirreoa, Guenaga, Heisa y Marmar.

La prueba de demostración del proyecto se llevará a cabo en la zona de Lea-Artibai, con una "fuerte presencia" de industria del sector conservero, cuyos vertidos suponen "un impacto importante" en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Ondarroa, gestionada por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia. La primera reunión del grupo tuvo lugar este pasado miércoles, para establecer el plan de trabajo para los próximos meses.

Los socios del programa tratarán de paliar el problema que supone el impacto causado por los vertidos a colector procedente de las empresas conserveras de pescado. Según han explicado desde el Consorcio, la principal características de estos efluentes es su elevada carga orgánica, aceites, grasas y sales, lo que "dificulta en gran medida su adecuada gestión, provocando problemas operativos en la EDAR por inhibición en el tratamiento biológico de la estación depuradora en caso de que todas las empresas de una zona determinada lleven a cabo el vertido de modo simultáneo".

El proyecto busca solventar los problemas asociados a los vertidos de pequeñas empresas alimentarias en una depuradora urbana de una forma integral, con el objetivo de minimizar vertidos en origen en las empresas conserveras "aplicando técnicas de producción ecoeficiente minimizando el volumen vertido y la carga contaminante vertida a colector", así como "modelizar" el funcionamiento de la red de colectores y la EDAR en diferentes escenarios de vertido.

Asimismo, se pretende implantar un sistema de telegestión en la red de saneamiento que permitirá la gestión remota e inteligente de los diferentes vertidos, urbanos e industriales.

El Consorcio ha destacado que la ejecución de esta iniciativa permitirá, por un lado, aumentar la eficiencia y productividad de las empresas y, por otro lado, reducir la presión sobre las infraestructuras de saneamiento de agua, "optimizando el funcionamiento de las EDAR urbanas".

"El proyecto será una demostración de la posibilidad de minimización en origen y la integración segura de las aguas residuales de las pymes del sector alimentario en el sistema de saneamiento urbano sin daño para la red de alcantarillado y de la estación depuradora. Lo que servirá de ejemplo para otras regiones europeas con la misma problemática", han resaltado sus responsables.

Entre los beneficios esperados de la implantación de las soluciones tecnológicas, destaca la eliminación en origen de un 30% de los vertidos de las conserveras en el medio ambiente, la reducción de un 10% de la pérdida de alimentos y el incremento de su productividad en un 1%.

VALIDACIÓN A ESCALA INDUSTRIAL

Además, para el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia supondrá la validación a escala industrial de un sistema de control en tiempo real que permita la optimización de cargas orgánicas y salinas en una planta depuradora urbana, "asegurando que los efluentes tratados se descargan correctamente al medio natural".

Los responsables del programa han destacado que "se ha conseguido aunar a todos los agentes implicados en dicha problemática: empresas conserveras, entidades gestoras del agua y administraciones, para conseguir una solución integral" que permita abordar conjuntamente la gestión sostenible de un recurso limitado como es el agua.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies