Pastor califica de "ópera bufa la escenificación" de Bilbao sobre Guggenheim Urdaibai, "un anuncio de campaña electoral"

Actualizado 26/01/2010 13:10:06 CET

Afirma que, en 30 años, PNV "no ha movido un dedo" para reactivar la comarca y que hay "dudas legales" si no participa el Gobierno vasco

BILBAO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario y de la Ejecutiva, José Antonio Pastor, calificó hoy de "ópera bufa la escenificación" del diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, al poner fecha al nuevo Guggenheim en Urdaibai sin contar con el Gobierno vasco y consideró que se trata de "un anuncio de campaña electoral".

Tras asegurar que el PNV "no ha movido un dedo" en 30 años para reactivar económicamente la comarca y ha planteado el Guggenheim como podría habérsele ocurrido "una fábrica de galletas" si le da réditos electorales, consideró que hay dudas sobre su viabilidad y sobre su legalidad, si no participa el Ejecutivo vasco.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Pastor manifestó que ésta es una especie de "ópera bufa que está escenificando el señor Bilbao". "Es una más de las ocurrencias, de los caprichos y los vaivenes a los que nos tiene acostumbrados", añadió.

A su juicio, éste "plantea ocurrencias para salir de situaciones que le resultan incómodas". "A mí esta apuesta mediática que está haciendo, me recuerda mucho a una que vimos hace dos años cuando cerró la empresa Reckitt en Encartaciones y se planteó una problema de angustia en la zona por la pérdida de empleo, o cuando se inventó el gran proyecto de la construcción de fábricas modulares en Alonsótegi que acabó como acabó, en un fiasco y, además, en los tribunales europeos", indicó.

Para el representante socialista, "esto tiene pinta de ser algo parecido", y "un anuncio que pretende arrastrar hasta las elecciones municipales a modo de campaña, pero sin ninguna sustancia".

"Da un poco de risa que la señora diputada -Josune Ariztondo- diga que tiene informes que avalan la factibilidad del Guggenheim de Urdabai. Parece un poco de perogrullo que si usted paga unos informes y contrata expertos, no le van a decir que lo que usted quiere hacer no lo puede hacer", señaló.

Por ello, consideró que se trata de "informes de parte para avalar una postura preconcebida ya desde la Diputación, que tiene un doble objetivo: por una parte, volver a convertirse en el cabeza visible de la oposición al Gobierno vasco desde el PNV, en esa especie de carrera interna que tiene el señor Bilbao dentro de su partido, y por otra parte, solventar un problema electoral que tiene en la comarca de Urbaibai", apuntó.

"HARTAZGO" DEL PNV

En su opinión, "ahí se está produciendo un cierto hartazgo nacionalista en una comarca que ha estado absolutamente dominada por el PNV y que ahora quieren compensar con esta apuesta que tiene mucho de fuego artificial y poco de realidad".

Tras recordar que "la justificación última que plantea el señor Bilbao" de que se trata de "una apuesta" para la revitalización socieconómica de una comarca", manifestó que habría que preguntar al señor Bilbao "qué ha hecho su partido en los últimos 30 años". "Porque en los últimos 30 años quien ha gestionado el Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia ha sido el PNV", apuntó.

José Antonio Pastor recordó que la formación jeltzale "no ha movido un dedo" para reactivar económicamente la comarca, y dijo que, "ahora, de repente, les ha entrado un cierto pánico por la opinión pública de la zona" y pretenden "poner una cortina de humo para tapar la ineficacia y la ineptitud con la que han tratado a la comarca".

Además, consideró que no es "muy de recibo que, en el primer informe que la Diputación encargó en diciembre del pasado año respecto al Guggenheim, se decía que, para que este proyecto fuera viable y tuviera garantía de éxito, necesitaba de la implicación y el compromiso de las dos instituciones afectadas, Diputación y Gobierno vasco".

Además, reprochó que "desatienda" la petición "expresa" del lehendakari que, "en el último patronato, pidió expresamente que nos diésemos un tiempo de aquí hasta la próxima reunión del patronato en junio, para tratar de explorar las posibilidades de acuerdo o contrastar los distintos modelos".

En esta línea, indicó que no se habla "de poner el museo en cualquier sitio, sino en una reserva de la biosfera". "Habrá que tener en cuenta los aspectos medioambientales, a los municipios del entorno, del que el más importante es del Ayuntamiento de Gernika y no está, precisamente, a favor del proyecto", subrayó.

"DOBLE COSTE"

José Antonio Pastor manifestó que ayer la diputada de Cultura, Josune Ariztondo, cifró el coste en cerca de los 133 millones, mientras que los datos que maneja el Ejecutivo López "se acercan más a los 200 millones", más del doble "de lo que costó el Guggenheim de Bilbao".

"Parece un poco fanfarronada", dijo, en alusión a las palabras de Bilbao en las que "preconizó el establecimiento de un impuesto específico destinado a sostener los servicios sociales" porque la Administración foral "no podía permitirse el lujo de seguir pagando unos servicios sociales que eran caros".

En esta línea, apuntó que, "dos meses después, anuncia una inversión multimillonaria de 33.000 millones de pesetas en solitario, con cargo a los bolsillos de todos los ciudadanos vizcaínos". "En fin, si el señor Bilbao tiene capricho, ocurrencias e ideas, me parece estupendo, pero que se las pague de su bolsillo. Que no nos obligue a los demás a pagar lo que no queremos hacer", indicó.

El portavoz parlamentario del PSE-EE aseguró que el Gobierno vasco ha planteado un proyecto y se ha ofrecido a discutirlo con la Diputación. "Parece poco serio que un diputado general, por encima de su pertenencia política al PNV, obvie y ningunee absolutamente una petición muy razonable del Gobierno vasco de sentarse en torno a una mesa a discutir los pros y los contras", señaló.

Por ello, acusó a Bilbao de "preferir tirar por la calle de en medio" y pretender "quemar etapas", al poner fechas para la adjudicación del proyecto y comienzo de las obras. "Hay un montón de incógnitas y de puntos oscuros, que realmente le importan un pimiento al señor Bilbao. Está en su campaña interna y externa, y con una estrategia de que, si lo puede sacar, lo sacará, y pretenderá ponerse una medalla, y si no lo puede sacar, jugará al victimismo. Es algo que, de tan burdo, parece demasiado evidente", señaló.

Pastor recordó que los estatutos del Guggenheim establecen "que los grandes asuntos de país o de proyectos", precisarían del Gobierno vasco y la Diputación. "Habría que analizar también si incluso los propios estatutos establecen que, para cualquier decisión que afecte al propio Guggenheim, y esto lo plantea la Diputación como una ampliación en discontinuidad, si se podría hacer si el patronato no recibe el visto bueno de las dos partes institucionales. Habría dudas legales de que se podrían poner en marcha", apuntó.

EL GUGGENHEIM O UNA FABRICA DE GALLETAS

No obstante, apuntó que eso no le preocupa a José Luis Bilbao porque "él está en su campaña". "Se le ha ocurrido el Guggenheim, como se le podía haber ocurrido hacer una fábrica de galletas, si piensa que eso puede darle réditos electorales", señaló.

A su juicio, Habidite fue "una de las ocurrencias" del diputado general, "los avales a la papelera Pasguran de Zalla fue otra", y se corre "el riesgo de volver a tener que pagar otras vez los caprichos de este señor a escote".

"Lo único que pidió el Gobierno vasco fue tiempo para analizar los informes", manifestó, para recordar que la consejera de Cultura ha asegurado que no le llegaron por parte de la Diputación hasta hace una semana.

"No se puede plantear que 12 informes se analicen en 24 horas y se le dé una respuesta, que, por cierto, le importaba un pimiento al señor Bilbao, porque tenía tomada la decisión de antemano", apuntó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies