Aprobada la Ley de Prevención de Consumo de Alcohol en la Infancia y Adolescencia

Publicado 19/04/2018 11:41:52CET

   MÉRIDA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Asamblea de Extremadura ha aprobado con los votos a favor del PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP y de Podemos el proyecto de Ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas en la Infancia y en la Adolescencia, que incide en los aspectos educativos, preventivos y de sensibilización.

   Cabe destacar que, fruto de las aportaciones de los grupos en el trámite parlamentario, la norma ha cambiado de denominación con respecto al texto presentado por la Junta, que inicialmente se denominaba proyecto de Ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores de Edad.

   De esta forma, en el debate este jueves en el pleno de la cámara legislativa regional del dictamen elaborado por la Comisión de Cultura, Igualdad, Juventud y Deportes respecto de esta ley, se ha puesto de manifiesto el trabajo de los grupos parlamentarios, que han presentado, en la fase de enmiendas, más de 150 enmiendas parciales, de las que se ha incluido un importante número.

   El proyecto de Ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas en la Infancia y la Adolescencia no solo desarrolla los aspectos punitivos del consumo de alcohol por este grupo de edad sino que incide en los ámbitos educativos, preventivos y de sensibilización.

   Además, contempla el consumo del alcohol como problema de salud pública, del que preocupa el precoz inicio, establecido antes de 14 años entre los jóvenes extremeños, además de realizar un abordaje "transversal" y reforzar la corresponsabilidad de las administraciones públicas.

TURNO DE LOS GRUPOS

   En el turno de los grupos, la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, ha resaltado que "no cabe ninguna duda" de la necesidad de la ley y que el dictamen que este jueves se somete a votación cubre las expectativas, no solo por disponer de un "instrumento legal adecuado" sino de adaptarlo a la realidad actual para actuar contra un "alarmante problema social".

   Asimismo, Domínguez ha recalcado su "enfoque global y transversal", además de considerar que esta norma supone un aporte "fundamental" más concreto que las anteriores leyes y valorar que el texto llega "más afinado" que el remitido por el gobierno regional, gracias a las enmiendas incluidas.

   En esta línea, la diputada de Ciudadanos ha remarcado el carácter multidisciplinar e integrador de la intervención de los menores en el diseño y evaluación de las políticas de prevención y la consideración de las familias como elemento principal de la misma.

   También ha insistido en que desde el principio de la tramitación de la ley las partes dejaron claro de que la norma debería ir más allá de la prohibición, reforzando los aspectos educativos, preventivos y de sensibilización.

   En el turno de Podemos, la diputada Jara Romero ha resaltado que el proyecto de ley que se somete a votación "sigue adoleciendo" de lo que criticó su grupo al principio de la tramitación, a pesar, ha dicho, de las enmiendas incorporadas.

   De la misma manera, ha lamentado que no se hayan "corregido las deficiencias" de la Ley de Convivencia y Ocio y tampoco se haya "mejorado" el funcionamiento del Consejo de la Convivencia y el Ocio, además de abordar "de manera superficial" los ámbitos de aplicación.

   "Esta no es la ley que Extremadura necesita para acabar con una lacra social que afecta a menores pero también a mayores", ha aseverado, al tiempo que ha dicho que si el Ejecutivo quisiera que la misma fuese "efectiva" hubiera promovido que la juventud fuera "realmente protagonista" de los cambios y tuviera "voz" a la hora de plantear las herramientas que necesita, además de entrar en vigor al día siguiente de su tramitación.

   Por ello, ha afeado que esta norma entre en vigor a los seis meses de su publicación que, unidos a los otros seis meses de los que los ayuntamientos disponen para elaborar el plan, "nos plantamos curiosamente en mayo de 2019", fecha de las elecciones municipales y regionales.

   Por parte del PP, el diputado Luis Francisco Sánchez ha valorado que se hayan incluido en el texto todas las enmiendas presentadas por su grupo y ha incidido en que muchas de ellas se han centrado en retrasar cuanto antes el inicio en el consumo del alcohol, ya que un cerebro en desarrollo expuesto a los efectos de esta sustancia podría resultar afectado, ha dicho.

   Así ha indicado que por cada año que se demora el inicio del consumo del alcohol se reduce un 14 por ciento el riesgo de ser dependiente del mismo en un futuro, por lo que, en su opinión, la norma debe trabajar en este sentido.

   De la misma manera, ha considerado que es "inasumible" para la sociedad actual que los extremeños se inician en el consumo alcohol antes de cumplir los 14 años, además de lamentar el alto nivel de tolerancia que se tiene respecto a este consumo, algo que hay que combatir, ha recalcado.

   También ha considerado el diputado 'popular' que esta norma debe convertirse en un "mensaje inequívoco" sobre los peligros del consumo del alcohol, además de sostener que la percepción social es "fundamental", por lo que es muy necesario sensibilizar a la sociedad sobre sus peligros.

   Finalmente, el diputado del Grupo Parlamentario Socialista Felipe Rodondo ha incidido en que es "obligación" de las administraciones públicas tomar medidas que vayan a la "raíz del problema", además de arbitrar medidas que busquen la efectividad del fin que persiguen, como en este caso, ya que el consumo del alcohol es un "problema real y complejo".

   También ha puesto en valor la "participación activa" de diferentes sectores de la sociedad extremeña en la elaboración de esta "ley participativa", cuyo resultado final ha sido fruto del consenso y el diálogo de las fuerzas parlamentarias, ha dicho.

   En este sentido, se ha mostrado seguro de que será una "buena ley" para Extremadura, además de resaltar que su tramitación ha puesto de manifiesto que cuando se quiere se puede llegar a acuerdos en aspectos beneficiosos para la sociedad.

   Asimismo, ha valorado que prime las acciones preventivas frente a las punitivas, ya que la norma, ha dicho, no busca responsabilizar a los jóvenes de su comportamiento sino "escucharlos e involucrarlos" en los procesos de concienciación sobre los riesgos del consumo de bebidas alcohólicas en edades tan tempranas.