El centro de acogida de migrantes de Mérida atiende a 268 personas en dos semanas y no descarta ampliar las 150 plazas

Director de Socorros y Emergencias de Cruz Roja en Extremadura, Víctor Domínguez
EUROPA PRESS
Publicado 10/08/2018 13:30:55CET

   MÉRIDA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Centro Temporal de Acogida, Emergencia y Derivación de personas migrantes (CAED), habilitado en el Albergue Municipal El Prado de Mérida ha atendido a 268 personas durante los 14 días que lleva funcionando, y no descarta la posibilidad de ampliar las 150 plazas habilitadas, para "dar respuesta a esta situación de emergencia".

   Un centro que gestiona Cruz Roja en colaboración con la Junta de Extremadura, la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Mérida, ante la llegada en las últimas semanas de inmigrantes a las costas andaluzas.

   Así lo ha afirmado el director de Socorros y Emergencias de Cruz Roja en Extremadura, Víctor Domínguez, en declaraciones a los medios de comunicación este viernes en Mérida, quien ha señalado que de los 268 migrantes acogidos, 16 eran menores, 160, mujeres y el resto hombres, procedentes de 13 países de África Central como Camerún o Guinea que han emigrado por "motivos diversos" como situaciones de conflicto, cuestiones económicas, matrimonios forzados o violencia, entre otros.

   Además, entre 25 y 30 de las personas acogidas han sido derivadas a centros de acogida, centros de refugiados o a los destinos donde "quieren marcharse porque tienen contactos, familiares o expectativas de futuro", ha informado Domínguez.

   Según ha relatado, desde la llegada de los migrantes al centro de acogida se inicia un protocolo de trabajo que tiene una duración de cinco días aproximadamente, en los que se analiza su situación personal, de dónde vienen y cuáles son las "posibles salidas" que se les pueden dar.

   En esta línea, Domínguez ha destacado que durante el día a día se trabajan aspectos como el conocimiento del español para que los acogidos "puedan defenderse" y un "intenso trabajo social individualizado" con el fin de "reagrupar" a familias que se encuentran en distintos centros de acogida o de identificar casos de "trata de personas o de menores no identificados", entre otros.

   Además, Domínguez ha señalado que los inmigrantes acogidos son personas "libres que pueden salir del centro cuando quieran", al tiempo que ha destacado que "muchos de ellos" se han desplazado a Mérida para realizar diversas gestiones, como adquirir un teléfono móvil.

UN PROCESO COORDINADO

   En ese sentido, el director de Socorros y Emergencias de Cruz Roja extremeña ha afirmado que el trabajo en el centro de acogida es "intenso y de muchas horas" pero cuenta con la coordinación externa desde el ámbito nacional, desde la Junta y los ayuntamientos en el caso concreto de Extremadura y la coordinación interna en Cruz Roja con distintos centros del programa de ayuda humanitaria.

   En este sentido, Domínguez ha resaltado la labor de los más de cien voluntarios que han participado en el programa de acogida desde los equipos de respuesta para catástrofes de Extremadura y desde la sección juvenil que se ha encargado de "dinamizar" la vida en el Albergue.

   Asimismo, ha señalado los "ofrecimientos" de personas individuales y empresas que han querido colaborar en el proyecto y cuya ayuda se está canalizando a través del voluntariado de Cruz Roja, con el fin de tener una intervención "organizada, fundamental" en este tipo de situaciones.

   Por último, Domínguez ha mencionado que, aunque todos los menores acogidos hasta el momento en el CAED han llegado acompañados, Cruz Roja cuenta con "recursos específicos" como centros para atender a los menores no acompañados o mujeres en situación de "vulnerabilidad", gestionados por las distintas administraciones.

   De esta forma, ha afirmado que se está desarrollando una cobertura "completa" pues, a pesar de que el trabajo con personas migrantes es una labor "puntual" en Extremadura, la instalación de recursos como los albergues provisionales está protocolarizada y se ha empleado en varias ocasiones en la región en casos de inundaciones o incendios forestales, entre otros.

SITUACIÓN ADMINISTRATIVA

   Por otra parte, a preguntas de los periodistas, Víctor Domínguez ha señalado que las personas acogidas tienen una orden de expulsión que se ha tramitado desde el Cuerpo Nacional de Policía y desde los Servicios Jurídicos

   De esta forma, Domínguez ha destacado que los migrantes acogidos tienen que "intentar regularizar" su situación en el tiempo que tienen estimado o regresar a sus países de origen atendiendo a la ley.

   En esta línea, el director de Socorros y Emergencias de Cruz Roja de Extremadura ha señalado que desde la organización se facilitan "vías de contacto" para que puedan localizar a sus familiares así como asesoramiento jurídico que se complementa con el ofrecido en el centro de acogida, con el fin de que "puedan mejorar" su situación.

DECÁLOGO CONTRA INFORMACIONES FALSAS

   Respecto a los bulos difundidos a través de las redes sociales, Domínguez ha destacado la creación de un decálogo para evitar el "fomento y difusión" de informaciones falsas.

   Asimismo, ha aclarado que desde la ciudadanía, debe "defenderse la dignidad" de los acogidos, pues son personas "normales y no terroristas o individuos que traen enfermedades que puedan provocar una epidemia".

   En esta línea, Domínguez ha resaltado el control sanitario que se realiza "tanto en el puerto como en el centro de acogida", así como los protocolos establecidos en caso de detectarse "situaciones anormales" para poder canalizarlas.

Contador