La CHG aplica dos herbicidas en pruebas para frenar el crecimiento del nenúfar mexicano en el entorno urbano de Badajoz

 

La CHG aplica dos herbicidas en pruebas para frenar el crecimiento del nenúfar mexicano en el entorno urbano de Badajoz

Nota Prensa Utilización Sustancias Químicas Nenúfar
CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL GUADIANA
Publicado 18/05/2017 13:23:04CET

   BADAJOZ, 18 May. (EUROPA PRESS) -

   La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) está realizando una prueba piloto, que consiste en la aplicación de dos herbicidas en pruebas, para frenar el crecimiento del nenúfar mexicano en el entorno urbano de Badajoz.

   Esta prueba se desarrolló el pasado 3 de mayo en una "pequeña superficie", en la que la aplicación de productos fitosanitarios se ha realizado con mochila pulverizadora, "aplicando el producto directamente sobre la hoja de nenúfar mexicano que se encuentra flotando sobre la lámina de agua".

   Según explica la CHG en nota de prensa, a las mochilas se les han adaptado unas boquillas anti-deriva "para que no exista riesgo de que el producto por efecto del viento pudiera caer en el agua", y en las muestras de agua tomadas tras la aplicación del producto en ambos rodales no se ha detectado glifosato ni ácido aminometilfosfónico (AMPA).

   El ensayo se ha desarrollado "de manera puntual y controlada" sobre dos rodales de 5.000 metros cuadrados de superficie aproximada en el río Guadiana a su paso por la ciudad de Badajoz, que han sido localizados y delimitados perimetralmente con boyas, lo que permite a la CHG "llevar a cabo un exhaustivo trabajo de seguimiento posterior al tratamiento para verificar su eficacia sobre la especie invasora".

   Así, avanza que en las próximas semanas se va a llevar a cabo la extracción de bulbas de nenúfar que "se estudiarán en un laboratorio para conocer realmente si el tratamiento llega hasta su raíz".

   La fecha elegida para llevar a cabo este ensayo "es la del momento de mayor vigor de esta planta", que corresponde a los meses de abril y mayo, y con el objetivo de "utilizar el menor producto posible", y además se ha realizado en la época del año en la que "la concentración media de plaguicidas totales en la masa de agua en ese tramo de río Guadiana es menor".

APLICADO EN DOSIS MUY BAJAS

   Respecto a los productos y dosis empleadas, la CHG apunta que se han utilizado dos herbicidas cuya composición es a base del principio activo Glifosato (uno a base de Sal potásica al 48 por ciento y otro a base de Sal amónica al 36 por ciento) y en el tratamiento se han empleado "dosis muy bajas", de 2,5 y 3,5 litros respectivamente de producto por cada 100 litros de agua.

   Explica que ambos productos están clasificados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como productos no tóxicos.

   Así mismo, explica la CHG que expertos de la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA) concluyeron recientemente que el Glifosato "no debe considerarse como cancerígeno", para lo cual se basaron en el Comité de Evaluación de Riesgos en todas las informaciones disponibles sobre esta sustancia.

   Por tanto, ha asegurado que se trata de una "materia activa no prohibida en el mercado", ya que supone "uno de los herbicidas con menor toxicidad, ampliamente utilizado en la actividad agrícola, como sucede en las explotaciones agrícolas ubicadas en las zonas de las Vegas del propio río Guadiana".

   Finalmente, señala que esta prueba, cuyo objetivo es "tratar de evitar el colapso que esta planta puede llegar a producir en el tramo urbano del Guadiana a su paso por Badajoz", se suma a las realizadas en años anteriores, como colocación de mantas o cortas, así como a las desarrolladas este año 2017, que comenzaron con el arrancado de raíz de las que están en el lecho del cauce mediante máquinas de cadenas aprovechando la bajada del cauce del río a través del azud de la Granadilla.

   Señala además la CHG que "a día de hoy el rio Guadiana en el entorno urbano de Badajoz está libre de camalote", que está "retenido aguas arriba, con el fin de que no se vuelva a mezclar con el nenúfar mexicano existente ahora en la zona", y además los contenidos de plaguicidas en esta zona del rio "son muy inferiores a otras épocas del año en las que el rio arrastra los restos utilizados en la campaña de riegos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies