El Comité de Empresa de Fuentecapala inicia un encierro en la fábrica para exigir a la dirección que "acepte negociar"

Actualizado 15/07/2013 16:47:17 CET

NAVALMORAL DE LA MATA (CÁCERES), 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Empresa de Fuentecapala ha iniciado este lunes un encierro en las dependencias de la factoría de Navalmoral de la Mata (Cáceres) para exigir a la dirección que "acepte negociar" y "retire su propuesta actual", que tacha de "unilateral, abusiva y claramente injustificada".

En nota de prensa, el Comité de Empresa de esta fábrica textil ha explicado que la decisión de encerrarse "cuenta con el apoyo de la plantilla, que se ha reunido en asamblea con los representantes de los trabajadores y ha apostado por esta vía de protesta".

En ese sentido, ha incidido en que se ha abogado por esta medida después de que en la reunión que se ha mantenido en la mañana de este lunes entre sindicatos y dirección de la empresa "se comprobase que los directivos siguen ofreciendo únicamente el mantenimiento de 37 puestos de trabajo en peores condiciones y el despido de un centenar de personas".

"Ante el anuncio de la dirección de que su propuesta es inamovible e innegociable, según sus propias palabras, el Comité de Empresa y los sindicatos con representación en Fuentecapala, CCOO, UGT y CSIF, advierten que llevarán el Expediente de Regulación de Empleo a los tribunales si acaba el plazo fijado para el día 18 de este mes y realmente la dirección no acepta negociar antes", ha agregado.

"DIFICULTAD EN QUE SE LLEGUE A UN ACUERDO"

Del mismo modo, el Comité de Empresa de Fuentecapala considera que "la dificultad en que se llegue a un acuerdo no sólo parte de la cerrazón de los directivos", sino "también de su comportamiento con mala fe en todo el proceso, como evidencian las mentiras que dan en las reuniones y en sus comunicados que luego se van desvelando día tras día".

Así, sostiene, "en el encuentro que tuvieron los abogados con el comité dijeron que el plan (de viabilidad) no estaba avalado por los accionistas, cuando luego se supo que sí era así, y negaron que hubieran mantenido una reunión con la administración regional, cuando la propia directora de Trabajo reconocía que se habían mantenido conversaciones".

Por todo ello, el Comité de Empresa ha avanzado que, con este encierro que inician este lunes, pretende "hacer ver a la dirección que tiene que cambiar de postura radicalmente si quiere llegar a un acuerdo sobre el ERE", a la vez que ha subrayado que "está abierto a volver a sentarse a negociar sobre cualquier asunto en cuanto se produzca este cambio de actitud".

"TOMADURA DE PELO"

Sobre este mismo asunto, la responsable del sector textil de CCOO, Carmen Expósito, ha lamentado en declaraciones a Europa Press que la reunión mantenida este lunes "no ha ido nada bien" porque desde la empresa les han transmitido que el plan de viabilidad "sí que estaba avalado desde hace 10 días", pero que "no abrirán ningún periodo de negociación porque ellos avalan ese plan".

"Nosotros le hemos dicho que esto es una tomadura de pelo, hemos bajado a la asamblea y hemos decidido encerrarnos", ha concretado Expósito, quien ha agregado que han trasladado a la empresa que hasta que no les "llame a negociar" mantendrán el encierro dado que el plan de viabilidad "lleva un montón de medidas de flexibilidad, de horarios, de métodos" y quieren "negociarlas con ellos".

Ha aseverado, además, que "no" puede "firmar un cheque en blanco" y que lo hará cuando se negocie y se sepa "cuántos puestos de trabajos claramente se pueden salvar aquí" porque mantener 37 puestos, a su juicio, "es una tomadura de pelo". "Nosotros seguimos defendiendo que esta empresa es productiva, y de hecho el plan lo que viene es eso, que es productiva la empresa".

También ha apuntado que, a sindicatos y Comité de Empresa, no les "cuadra de ninguna manera" que la dirección pretenda "salvar" 37 puestos de trabajo dado que, a su juicio, "aquí hay muchísimos más puestos de trabajo aceptables y productivos para la empresa" y una firma con "una estructura de esta envergadura" como la de Fuentecapala "no se mantiene con 37 puestos de trabajos".

De esta manera, ha dicho que sindicatos y Comité de Empresa temen que "dentro de dos años se vayan los 37 compañeros a la calle" y que la firma "desaparezca del todo". "Estamos dispuestos a avalar algo que sea productivo, algo que tire para adelante, algo que la gente tenga empleo pero no esto", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies