Detenido un vecino de Arroyomolinos (Cáceres) y recuperados más de 300 kilos de corcho que había sustraído

Corcho sustraído
GUARDIA CIVIL
Publicado 17/08/2018 11:14:37CET

   CÁCERES, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al equipo ROCA de Cáceres han detenido a un hombre de 49 años, vecino de Arroyomolinos (Cáceres), como supuesto autor de hasta cinco delitos de hurto de corcho de distintas fincas ubicadas en dicho término municipal, además de recuperar más de 300 kilos de material sustraído.

   El Equipo ROCA de la Guardia Civil de Cáceres, especializado en la prevención e investigación de robo en el campo, tuvo conocimiento de la comisión de varios hurtos de corcho durante el pasado mes de julio en distintas fincas de Arroyomolinos y en los que se habrían sustraído más de 1.000 kilogramos de corcho tras el descorche de una treintena de alcornoques.

   Así, este cuerpo inició una investigación enmarcada dentro del 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', actualmente activo en toda la provincia, y llevó a cabo numerosas vigilancias e identificaciones de personas y vehículos en zonas de alcornocales susceptibles de sufrir nuevos hurtos, intensificando además las labores de inspección realizadas en los centros dedicados a la compra-venta de este material.

   De esta manera, pudo averiguar en una de estas inspecciones la identidad de una persona que en una finca de su propiedad, ubicada en el término municipal de Arroyomolinos, que estaría llevando a cabo el acopio de gran cantidad de corcho, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

   Con esta información, la Guardia Civil se personó en dicha finca y constató la existencia de grandes cantidades de corcho amontonado en el lugar, por lo que los agentes se entrevistaron con su propietario, al que solicitaron las obligatorias autorizaciones administrativas que habilitan para su descorche que no pudo aportarlas al carecer de ellas y reconoció haber "sacado" el corcho de manera ilegal de los alcornoques de distintas fincas ubicadas en Arroyomolinos.

   Tras recabar las correspondientes pruebas incriminatorias, el pasado día 7 de agosto, la Guardia Civil procedió a la detención de este varón como supuesto autor de un delito continuado de hurto de corcho, habiendo conseguido la Guardia Civil recuperar 322 kilogramos de corcho sustraído, el cual se hallaba ya listo para su venta.

   Los agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo ROCA mantienen una vigilancia permanente para evitar que se produzcan hechos delictivos como el descrito.