Los diablos toman Valverde de Leganés (Badajoz) durante la popular 'Fuga de la Diabla'

Presentación de la Fuga de la Diabla
DIPUTACIÓN DE BADAJOZ
Actualizado 17/08/2017 13:44:32 CET

   BADAJOZ, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La localidad pacense de Valverde de Leganés celebra este fin de semana, el sábado y el domingo, 19 y 20 de agosto, su popular 'Fuga de la diabla', una de las fiestas "más populares" del mes de agosto en la provincia que este año alcanza su decimocuarta edición y que desde el año 2016 está declarada de Interés Turístico Regional.

   La fiesta gira en torno a la fuga de la diabla del calabozo de la iglesia, acompañada de su séquito de "diablillas" que campa a sus anchas por Valverde de Leganés "sembrando el terror" en las calles y plazas a oscuras, explica la Diputación de Badajoz en nota de prensa.

   Esta fuga, en la que no faltan fuegos artificiales y bengalas, finaliza cuando un ejército de ángeles enviados por San Bartolomé derrota a la "maligna" en la plaza de toros y la encierran de nuevo en la cárcel.

   El día anterior, según ha explicado Francisco José Conde, dinamizador sociocultural y coordinador del espectáculo, se celebra la 'Noche de los Bartolos', unos muñecos que confeccionan las peñas del pueblo con motivos mágicos y que se exhiben en la plaza del Ayuntamiento.

   En esta edición, el tema elegido para confeccionar los Bartolos será la globalización y, como cada año, sólo uno de ellos se salvará de la quema.

   Además, esa misma noche se inaugura "el mercado mágico" y se lee el pregón en el que se advierte de la fuga "inminente" de la diabla, "en un vano intento de evitar que los vecinos y los visitantes deambulen por las calles de Valverde".

   "La idea es crear un museo para exhibir los Bartolos y las Diablas, con la parafernalia y los personajes del mal y del bien", ha explicado la Diputación de Badajoz.

   Esta teatralización callejera comienza el domingo 20 de agosto a las 22,00 horas, con la participación de medio millar de vecinos, y se caracteriza por la oscuridad en que se sume el municipio, resaltada por un montaje de luz, sonido y fuego que acompaña al "ejército maligno".

   EJE CULTURAL y SOCIAL DEL MUNICIPIO

   Esta fiesta, según ha declarado el teniente alcalde de la localidad y diputado provincial, Manuel Borrego, "se ha convertido en el eje cultural y social más importante del municipio, donde se involucran cada año más vecinos, más familias, más colectivos y durante más tiempo, ya que la amplia participación hace necesaria una mayor previsión".

   Además, Borrego ha añadido su agradecimiento a la diputación y a la Junta de Extremadura por su apoyo al mundo rural "para que la historia de los pueblos no se olvide, ya que, si no, no gozarían del dinamismo cultural que tienen".

   Por otra parte, como actividad paralela se ha organizado una ruta de la tapa y del cóctel en siete bares del pueblo y donde se servirán desde una "diabla tostada" a un "lechón hechizado".

UNA LEYENDA DE ORIGEN INCIERTO

   El origen de esta leyenda es incierto, ya que algunos la basan en una raíz religiosa, relacionándola con las guerras europeas del siglo XVI, si bien otras teorías la personifican en San Bartolomé, patrón de la iglesia parroquial, y su lucha descarnada hasta la muerte.

   Para los lugareños, la diabla representa un personaje usado para asustar a los niños. La tradición se fue perdiendo hasta desaparecer en los años sesenta del pasado siglo, "motivado principalmente por la emigración que sufrió Extremadura y, por tanto, también Valverde de Leganés", ha aclarado el diputado Manuel Borrego.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies