Dietistas aseguran que se pueden cometer "excesos" si luego se vuelve a los "hábitos saludables"

 

Dietistas aseguran que se pueden cometer "excesos" si luego se vuelve a los "hábitos saludables"

236445.1.644.368.20140831113428
Vídeo de la noticia
Actualizado 06/07/2015 2:10:01 CET

MÉRIDA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La dietista Mónica Pérez recomienda tras los excesos del verano volver a los "hábitos saludables", es decir, se pueden cometer "excesos" siempre que se sepa volver a esos "hábitos", entonces no habría que "temer" tanto a estas fiestas.

Mónica, en declaraciones a Europa Press Televisión, ha explicado que "todo el mundo" piensa en dieta como algo "restrictivo, pasar hambre" pero desde su punto de vista lo "ideal" sería llevar siempre un estilo de vida "saludable", es decir, la dieta parece que se aplica a un periodo de tiempo "corto" y el estilo de vida a "largo".

"Cuando se cogen unos kilos en verano es porque antes no había unos buenos hábitos de vida, porque es cierto que nos podemos exceder en algún momento puntual pero eso no va a hacer que se aumente tanto de peso. Pero si los hábitos son desastrosos seguiremos con esos hábitos unido a esas costumbres más equivocadas, y luego vamos a mantener los hábitos erróneos cogidos durante el verano. Y ahí es donde está el peligro." ha matizado la Mónica Pérez.

¿Por qué ocurre lo mismo todos los años? La dietista ha asegurado que se confía en los "milagros" y que eso "no existe" en la alimentación, porque "el éxito está en la constancia".

La media de kilos puede variar entre "un par" de kilos, aunque hay gente que "sorprende", ha añadido la dietista, porque en 15 días-un mes de vacaciones viene con "cinco o seis de más". Y ha bromeado con "no querer ni saber qué han hecho esas vacaciones".

La preocupación por los kilos de más, ha explicado Mónica, que se nota "antes y después" del verano. Antes por la 'operación bikini' y el después por esos "remordimientos" y el querer corregir "excesos".

RECOMENDACIONES

La recomendación de la dietista es llevar "siempre" un estilo de "vida saludable", siendo la base de la alimentación alimentos de "origen vegetal" como por ejemplo, legumbres, cereales, verdura, fruta. Y comer en "menor cantidad": proteínas, carne, pescado. "Que la base sea vegetal", ha insistido Mónica. Además de ir siempre unido al "ejercicio físico".

"El compensar en alimentación no existe, lo que intentamos es callar nuestra conciencia y así los excesos de ayer van corregidos con el hoy. No se deben intentar esas compensaciones porque el organismo no es tan matemático. No porque me haya excedido en la comida del mediodía luego por la noche me cene un yogur, para compensar. Digamos que los efectos negativos del exceso no se van a corregir por una restricción tan drástica", ha explicado Mónica.

Respecto a la salud, el aumento de peso es "perjudicial". Y más si se han consumido en "exceso" alimentos "muy grasos, calóricos, azúcares" porque las cifras de colesterol, triglicéridos pueden "aumentar". Además en los casos en los que hay una patología, se puede "agravar".

Por lo tanto, lo "ideal" es "equilibrar" las calorías a lo largo del día, teniendo en cuenta el "estilo de vida y horarios" de la persona. Pero "mínimo" tres comidas al día, y siempre de "tres a cinco" es lo ideal. Pero ha matizado la dietista que "no hay algo matemático" que se diga "esto tiene que ser así para todo el mundo". Además, se debe tomar "mínimo" dos piezas de fruta al día.

CÓMO PLANTEAR LAS VACACIONES

Mónica ha explicado que depende de cómo orientemos nuestras vacaciones se ganarán "más o menos" kilos. Por ello, si se va a apartamentos y se hacen las comidas "en casa" se va a comer "más saludable" porque se controlará la cantidad de sal y grasa.

En el caso de ir de hotel, Mónica ha asegurado que esos desayunos 'buffet' causan "estragos". El truco que nos ha ofrecido la dietista es "no querer probar todo el primer día" y además empezar a comer alimentos como fruta o yogures porque son "menos calóricos" y así se "sacia" uno antes.

Respecto a los postres de verano, por ejemplo los helados, ha explicado que se pueden tomar pero que sea algo "puntual", "uno o dos" a la semana.

Los kilos de más también se notan en las bebidas, porque es época de "excesos" en bebidas alcohólicas, azucaradas. Por lo tanto, ha matizado Mónica Pérez que "el agua siempre va a ser el mejor refresco". Además, aprovechando que se está en la playa la dietista ha hecho hincapié en hacer ejercicio físico.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies