Dos fallecidos en la última semana por gripe elevan a 25 los muertos esta temporada en Extremadura

Gripe, resfriado
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANNA BIZON
Publicado 22/02/2018 13:07:09CET

   MÉRIDA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Dos personas han fallecido en la última semana por infección confirmada de gripe en Extremadura, lo que eleva a 25 la cifra total de muertos durante esta temporada de la enfermedad en la región.

   Los hospitales extremeños notificaron la pasada semana seis nuevos casos graves hospitalizados con gripe, con lo que el número de pacientes graves ingresados con esa enfermedad infecciosa durante esta temporada asciende a 133, según el informe semanal de Vigilancia de la Gripe estacional en Extremadura.

   Así, y una vez descontados los 25 fallecidos, de los restantes 108 casos graves notificados en Extremadura, 96 han recibido ya el alta y 12 continúan ingresados en distintos hospitales de la comunidad autónoma.

   De acuerdo a estos datos, del total de 133 pacientes graves hospitalizados en la región, al menos 108 tenían uno o varios factores de riesgo asociados a la gripe, mientras que 17 no tenían otras patologías asociadas a esa enfermedad infecciosa y en 8 casos no consta.

   Los factores de riesgo más frecuentes están siendo, por este orden, enfermedad cardiovascular crónica (66 casos); diabetes (36); enfermedad pulmonar y enfermedad renal crónica (32 casos cada uno de ellos); obesidad (11); inmunodeficiencia (10) y enfermedad hepática (3).

BAJA LA TASA DE INCIDENCIA

    Así, y respecto a la tasa de incidencia de la gripe en Extremadura, los datos revelan que experimentó un "fuerte descenso" la semana pasada hasta situarse en 45 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo del umbral epidémico, que este año estaba marcado para Extremadura en 93 casos/100.000 habitantes, según los datos recogidos por el Sistema Centinela de Vigilancia de esta enfermedad.

   Se trata de la primera semana en que la tasa que mide el grado de expansión de la gripe se sitúa por debajo del citado umbral desde finales del pasado mes de diciembre, cuando se inició la fase epidémica de esta enfermedad en la región, según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

    En el conjunto del territorio español la tasa de incidencia permanece todavía en niveles epidémicos, con 128 casos por cada 100.000 habitantes. Además, en todo el país, hasta la fecha se han notificado 3.988 casos graves hospitalizados y se han registrado 636 defunciones asociadas a la gripe.

MÁS DE LA MITAD DE LOS INGRESADOS, SIN VACUNAR

   Según estos datos, del total de casos graves ingresados, al menos sesenta y siete (50'4%) no se habían vacunado contra el virus de la gripe, mientras que cuarenta y cinco (34%) sí lo habían hecho y en veintiún casos no consta.

   Entre los veinticinco pacientes fallecidos, todos ellos con factores de riesgo salvo dos casos en los que no consta, tan sólo se habían vacunado nueve (36%), otros nueve no habían recibido la vacuna y en siete casos no consta que lo hubieran hecho.

   Por tramos de edad, la mayoría de los pacientes graves son personas de más de 80 años (64 casos), mientras que hay veintiún casos de personas entre 70 y 79 años, catorce entre 50 y 59 años, doce entre 0 y 9 años, once entre 60 y 69 años, seis entre 40 y 49 años, tres entre 30 y 39 años, y dos entre 20 y 29 años.

LA MAYORÍA DE LOS FALLECIDOS SON MUJERES

   De los veinticinco fallecidos, 16 de ellos son mujeres, frente a 9 hombres. Por tramos de edad, la mayoría de las defunciones se han registrado en el grupo de más de ochenta años (15), otros siete tenían entre 70 y 79 años, pero también se han contabilizado fallecimientos en los grupos de 60 a 69, de 50 a 59 y de 20 a 29 años (un fallecido en cada uno de ellos).

   El informe de la Subdirección de Epidemiología del SES señala que en lo que va de temporada los médicos de Atención Primaria habrían atendido a unas 13.800 personas afectadas por la gripe, un número notablemente inferior a los 22.000 usuarios atendidos el año pasado por estas fechas, y muy por debajo de las cifras de una temporada "normal", que se sitúan entre 30.000 y 40.000 personas atendidas en Primaria a causa de esta enfermedad.

   Para evitar la transmisión de la gripe, la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse nariz y boca cuando se tose o estornuda, y evitar los saludos con contacto físico.

   Para las personas con síntomas como fiebre o malestar general, también aconseja quedarse en casa hasta un día después de la desaparición de los síntomas -aproximadamente una semana-.

   El SES recuerda a los usuarios que en caso de que tengan síntomas de la gripe deben acudir a consulta con su médico de cabecera en el centro de salud o consultorio que les corresponda, para evitar colapsar los servicios de urgencias.