Extremadura rinde homenaje a Reyes Abades, el rey de los efectos especiales en el cine

Homenaje a Reyes Abades en la Filmoteca de Extremadura
JUNTA DE EXTREMADURA
Actualizado 21/04/2018 10:36:05 CET

Fernández Vara dice que es uno de los cinco extremeños más importantes de los últimos 50 años

CÁCERES, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Filmoteca de Extremadura, en su sede de Cáceres, ha rendido este viernes un sentido homenaje al extremeño Reyes Abades, que nació en la localidad pacense de Castilblanco en 1949 y falleció el pasado 1 de febrero en Torrejónde Ardoz (Madrid), a los 68 años de edad. Abades fue un maestro en efectos especiales cinematográficos, participó en más de 300 películas con directores nacionales e internacionales, ganó nueve Premios Goya y estuvo nominado en otras 40 ocasiones.

"La mejor tarjeta de visita de Extremadura", "un recreador de fantasías", "un mago de lo invisible", "un gran maestro", "un amante de su trabajo, su familia y su tierra". Éstas han sido algunas de las frases que se han escuchado esta tarde para describir a este genio de los efectos especiales, que tan pronto diseñaba una explosión para un gran atentado ficticio, como unos fuegos artificiales para la romería de San Matías de su pueblo de la comarca de La Siberia.

En el acto se ha proyectado el documental 'El Rey de los efectos', en el que se repasa su trayectoria personal y profesional y en el que el mismo Reyes Abades habla sobre su trabajo, que se ha dejado sentir en numerosas producciones del cine español en los últimos años, en los que trabajó con grandes directores.

A lo largo de su extensa carrera, el extremeño fue el responsable de los efectos especiales de películas como 'La Piel que Habito', de Pedro Almodóvar; 'Los Santos Inocentes', de Mario Camus; 'El Dorado', de Carlos Saura, 'Tierra', de Julio Medem; 'Días Contados' de Imanol Uribe; 'Abre Los Ojos', de Alejandro Amenábar; 'El Laberinto del Fauno' de Guillermo del Toro; 'Blancanieves', de Pablo Berger o 'Balada Triste de Trompeta', de Alex de la Iglesia.

Entre sus últimos trabajos se encuentra la producción extremeña 'Garantía Personal', de Rodrigo Rivas, así como 'El Hombre que mató a Don Quijote', el último trabajo del británico Terry Gilliam que, según se ha sabido este pasado jueves, clausurará el próximo 19 de mayo el Festival de Cannes, la cita más importante de la gran pantalla.

Su trabajo y su figura ya fue reconocida con la Medalla al Mérito en las Bellas Artes del Ministerio de Cultura o con la Medalla de Extremadura, el máximo galardón que otorga la región que le vio nacer y a la que siempre volvía cuando su trabajo se lo permitía.

En el acto de esta tarde ha estado presente su viuda, María Ruano, así como uno de sus hijos, Óscar Abades, que han estado acompañados por diversas personalidades como el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la consejera de Cultura, Leire Iglesias, la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, o la de su localidad natal, María Ángeles Merino, entre otras.

AMOR POR EXTREMADURA

En sus discursos, todos han coincidido en resaltar la "humildad" de este extremeño que nunca olvidó sus orígenes y que presumía de Extremadura allí donde fuere. "A mi Extremadura no me la toquéis", decía Reyes cuando el nombre de esta región salía en alguna conversación, según ha contado en el homenaje su hijo Óscar que, muy emocionado, ha destacado la "pasión" de su padre por buscar la perfección en su trabajo.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, se ha mostrado "muy orgulloso" de haber sido amigo personal de Reyes Abades porque, según ha dicho, "es uno de los cinco extremeños más importante de los últimos cincuenta años". "En el mundo hay gente importante, genial, generosa, solidaria, humilde, sencilla... pero ser todo eso al mismo tiempo es difícil y él era uno de ellos, un hombre extraordinariamente sencillo", ha afirmado.

"Para la región el especialista en efectos especiales, Reyes Abades, fue, es y será siempre uno de sus más grandes orgullos", ha subrayado el jefe del Ejecutivo extremeño que ha reconocido que febrero de este año lo recordará siempre "con una profunda tristeza" por el "dolor" que le dejó la ausencia de este especialista del cine.

La alcaldesa de Castilblanco, María Ángeles Merino, ha incidido en el cariño que sentía por su pueblo al que cedió la flecha con la que se encendió el pebetero olímpico de Barcelona 92, un efecto que también se le debe al maestro extremeño. Su municipio prepara ya también otro homenaje para el próximo 25 de julio, el día en el que hubiera cumplido 69 años.

Por su parte, la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, ha resaltado la "profunda huella" que Reyes Abades ha dejado en la industria de la cinematografía española porque fue capaz de "hacer magia con técnicas que recreaban la imaginación". "Era único. Es uno de los grandes", ha concluido la regidora cacereña.

El homenaje se ha completado con la proyección del documental 'Herederos de la Bestia', dirigido por Diego López y David Pizarro, en el que se analiza el rodaje de la cinta, seguida de 'El Día de la Bestia', que dirigió Álex de la Iglesia y que contó con la firma del "rey de los efectos", Reyes Abades.