Extremadura vivirá un otoño con temperaturas más cálidas de lo normal

Previsión otoño
EUROPA PRESS
Actualizado 22/09/2015 13:52:25 CET

   BADAJOZ, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La comunidad autónoma de Extremadura registrará este próximo otoño que comienza este miércoles, 23 de septiembre, temperaturas más cálidas respecto a lo normal, mientras que las precipitaciones serán las habituales en esta época del año.

   El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Extremadura, Marcelino Núñez, ha realizado este avance de previsión de cara al otoño en una rueda de prensa en Badajoz en la que ha concretado que los modelos indican en la próxima estación, as temperaturas podrían superar los valores normales, pero que en las precipitaciones no se aprecian tendencias "significativas", de modo que se contempla lo habitual, entre 20 ó 24 días de lluvia a unos 10 ó 12 litros por metro cuadrado cada día durante los meses de otoño, noviembre y diciembre.

   "Esto sí que es una buena noticia, un otoño normal en Extremadura es una buena noticia porque llena las reservas", ha remarcado, a la vez que ha puntualizado que "lo normal" es registrar unos 200 litros por metro cuadrado de media en toda la región y durante el conjunto del trimestre.

   Acompañado de la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, el representante de Aemet ha señalado además que, para los próximos días, se esperan cielos pocos nubosos y temperaturas en ligero descenso.

   De cara a las próximas semanas, se contemplan temperaturas "un poco más frescas", cielos poco nubosos, ambiente despejado y precipitaciones por debajo de la media, aunque estas últimas, las primeras del otoño, podrían llegar en la segunda semana de octubre entre los días 5 y 11.

VERANO HÚMEDO

   En la comparecencia, tanto Núñez como Herrera han coincidido en destacar que los pasados meses de junio, julio y agosto han sido "húmedos", a pesar de que los valores de estas lluvias son "poco importantes para el balance anual" y de que se han recogido 30,8 litros por metro cuadrado frente a los 33 litros de media, lo cual arroja un "ligero" déficit de 2,2 litros.

   Así, lo han catalogado como el undécimo verano más húmedo del periodo de referencia comprendido entre 1981 y 2010 y el más húmedo de los últimos cinco años, en relación a lo cual Marcelino Núñez ha matizado que la razón que explica que sea un verano "húmedo" aunque haya llovido por debajo de la media radica en que se compara con otros veranos.

   Acerca del año hidrometeorológico, que abarca entre septiembre de 2014 y agosto de 2015, Herrera y Núñez han apuntado que ha sido clasificado como "normal" con una media de precipitaciones de 522 litros por metro cuadrado frente a los 599 litros de valor de referencia entre 1981 y 2010.

TEMPERATURAS CÁLIDAS

   En el caso de las temperaturas, ha indicado que lo normal en el verano en Extremadura son unos 25 grados pero que la media de este pasado trimestre ha sido de 25,9 grados, por lo que se ha registrado una anomalía positiva de 0,9 grados convirtiéndose en el octavo trimestre más cálido de los últimos 35 años.

   También ha incidido en que no ha habido "picos" de temperaturas, solo en dos ocasiones se han superado los 40 grados, pero que las temperaturas máximas "han estado casi siempre por encima de la media", en relación a lo cual Núñez ha reconocido que la "tendencia" es que 2015 sea un año "caluroso".

   En relación a fenómenos significativos, el delegado de la Aemet en Extremadura ha apostillado que no ha habido situaciones "relevantes" salvo alguna granizada o tormenta, al tiempo que ha apostillado que durante este mes las precipitaciones están siendo "bastante escasas" y las temperaturas "por debajo" de lo normal, especialmente en las máximas, por lo que ha dicho que será un septiembre "frío" y "seco".