Ingresa en prisión el atracador de la sucursal bancaria de Almendralejo (Badajoz)

Actualizado 19/12/2016 14:28:00 CET

   ALMENDRALEJO (BADAJOZ), 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional ha detenido, en menos de 48 horas, a un hombre de 38 años, el cual ha ingresado posteriormente en prisión, por su presunta autoría en el delito de robo con violencia e intimidación de este pasado miércoles, día 14, en una sucursal bancaria de la localidad pacense de Almendralejo.

   Los hechos sucedieron por la mañana cuando, según las manifestaciones de una trabajadora de dicha sucursal bancaria, sita en la calle Ortega y Muñoz de Almendralejo, sobre las 08,40 horas, entró en dicho local un hombre, el cual ocultaba su rostro con una capucha y una braga de cuello de color oscuro, el cual le gritó "ábreme o la mato", en referencia a la limpiadora, que se encontraba también en el interior de la sala.

   La trabajadora, que se encontraba en el habitáculo antiatracos, abrió la puerta, y este hombre entró, el cual mientras le apuntaba con una pistola le indicó que le entregara el dinero, por lo que hizo así con un botín de 1.845 euros, para después salir "a la carrera del lugar".

   Los agentes policiales que llegaron inmediatamente al lugar recopilaron los datos e imágenes, "clave para la identificación posterior del presunto autor de este atraco".

   Además, obtuvieron la descripción física, de vestimenta y vehículo de huida, tanto de las dos mujeres que se encontraban en la sucursal, como de viandantes que se encontraban en las inmediaciones en esos momentos, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

   Tras la plena identificación del presunto autor, el pasado 16 de diciembre se le detuvo, y con la preceptiva autorización, se llevó a cabo un registro en su domicilio, donde se intervinieron dos revólveres metálicos de juguete, de las mismas características que el utilizado en el atraco.

   El detenido es un hombre de 38 años de edad, con amplio historial delictivo, quien tras la instrucción del pertinente atestado ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial, la cual ha decretado su ingreso en prisión.